Hace un tiempo escribíamos sobre las aportaciones realizadas en Venezuela por los arquitectos vascos a los que la guerra y la dictadura impuestas los rebeldes franquistas obligo al exilio. Hoy retomamos el tema, pero hablando de tres arquitectos vascos a los que el exilio ocasionado por su compromiso antifranquista les llevó a realizar su actividad profesional en México.

Hoy, como entonces, hablábamos de algo que los rebeldes franquistas robaron a la sociedad vasca. Algunas de sus mejores mentes. Entonces hablábamos de lo que unos vascos huidos a Venezuela aportaron a su país de acogida. Hoy hacemos lo mismo sobre otros vascos, y lo que estos aportaron a México.

Lo hacemos porque la web de MAS Context ha publicado un artículo sobre las aportaciones que tres arquitectos vascos realizaron en México, su nación de acogida. El país que les dio la oportunidad de poder seguir ejerciendo su profesión. Ellos son Tomás Bilbao Hospitalet (Bilbao, 1890-Mexico, 1954), Juan de Madariaga Astigarraga (Bilbao, 1901-1996), y Arturo Sáenz de la Calzada Gorostiza (Labraza, 1907-Mexico, 2003). En este trabajo se esboza su labor, engarzada con la participación de otros exiliados vascos. Algo necesario para entender adecuadamente esa aportación.

No es la primera vez que recogemos un artículo sobre temas vascos publicados por esta organización sin ánimo de lucro, con sede en Illinois, que se creó en 2009 con el fin de impulsar el debate sobre el contexto urbano a través de la participación activa de las personas de diferentes ámbitos y perspectivas diferentes.

El artículo que han publicado está firmado por el arquitecto mexicano Juan Ignacio del Cueto Ruiz-Funes, que ha realizado diferentes trabajos de investigación sobre la integración de los arquitectos del exilio republicano en aquella República americana. Este asunto fue el eje de su tesis doctoral que se tituló «Arquitectos españoles exiliados en México. Su labor en la España republicana (1931-1939) y su integración en México», que presentó en 1996 en la Universidad Politécnica de Cataluña. Un ámbito de investigación que no ha abandonado y en el que ha seguido profundizando a lo largo de los años.

Su estudio es un magnífico ejemplo de uno de los muchos campos, innumerables campos, en el que el franquismo fue nefasto para la sociedad vasca, y para la sociedad española. Toda América se llenó con la inteligencia, la energía y el compromiso de aquellos cientos de miles de exiliados que tuvieron que abandonar su patria y buscar una de acogida en aquel continente.

México es un país que recibió con los brazos abiertos a aquellos desterrados que partieron para no caer en manos de los insurrectos. Y, por lo tanto, es también uno de los países que más se beneficiaron de esa llegada de intelectuales, profesionales, operarios… que tanto aportaron al desarrollo de aquellas repúblicas que les acogieron. También hay que recordar, y también con gratitud, que los Estado Unidos Mexicanos no reanudaron sus relaciones diplomáticas con el Estado español hasta después de la muerte de dictador Franco.

Juan Ignacio del Cueto Ruiz-Funes nos muestra en este artículo lo que estos arquitectos vascos aportaron a México. Algo que nos alegra. Pero su artículo también sirve para recordarnos, no lo olvidemos, todo lo que Franco nos robó a los vascos con su rebelión y su criminal dictadura.

Recogemos el artículo publicado por MAS Context este mes de septiembre y otro artículo del mismo autor, publicado en 2008 por la revista RIEV de Eusko Ikaskuntza, en el que se trata el mismo tema, incluyendo a al arquitecto vascomexicano Imanol Ordorika (Lekeitio, 1931-México, 1988) y el crítico de arte Juan de la Encina (Bilbao, 1881-México, 1963), junto a los tres arquitectos vascos ya citados.

MAS Context – 9/2020 – USA

Contributions of the Basque Exile to Mexican Architecture

The tragedy suffered by the Basque town of Gernika on April 26, 1937 under the bombing of the Nazi aviation was captured in a painting that would become an icon of the twentieth century art world. Its author was able to capture in 26 square meters all the horror that the Spanish society suffered during its Civil War (1936-1939). Guernica by Picasso is world renown, but not many know that it was created at the request of the Republican Government to be exhibited at the Spanish Pavilion in the 1937 International Exposition of Art and Technology in Modern Life held in Paris. That ephemeral building was one of the best examples of the short but productive period of modern Spanish architecture during the Second Republic (1931-1939).

(Sigue) (Traducción automática)

RIEV – 2008 -Euskadi

PRESENCIA DEL EXILIO VASCO EN LA ARQUITECTURA MEXICANA

Este artículo aborda la trayectoria de tres arquitectos vascos que vivieron exiliados en México: Tomás Bilbao (Bilbao, 1890-México, 1954), Juan de Madariaga (Bilbao, 1901-Bilbao,1996) y Arturo Sáenz de la Calzada (Álava, 1907-México, 2003), así como del arquitecto vasco-mexicano Imanol Ordorika (Lekeitio, 1931-México, 1988) y del crítico de arte Juan de la Encina( Bilbao, 1881-México, 1963).

(Sigue)

Aquí el PDF del artículo


Foto de cabecera: Arturo Sáenz de la Calzada. Librería de Cristal in the canopies of the Palacio de Bellas Artes, Mexico City, 1940. © Saénz de la Calzada Aguado family Archive. Courtesy of Juan Ignacio del Cueto Ruiz-Funes.