Hace unas horas compartíamos una entrada en la que veíamos cómo el actor norteamericano Samuel L. Jackson cumplía su promesa y enseñaba en un video a decir un «taco» en 15 idiomas.

Era una deuda que tenía con sus seguidores porque más de 2.500 de ellos se habían inscrito como votantes para las próximas elecciones presidenciales en los USA. Con ello se unía a una campaña #GoodToVote organizada por la asociación HeadCount para animar a que los ciudadanos USA se registren y participen en los procesos electorales de aquel país.. Una campaña en la que músicos, y artistas se comprometían a hacer algo con sus seguidores si ésos se inscribían en cierto número para votar en las próximas elecciones.

Hay una larga lista de ejemplo de estos «retos» que se pueden encontrar buscando en internet. Hay de todo: mostrar avances de videoclips, cantar en directo, hacer duetos con otros artistas… Un largo abanico. Cada uno de los participantes tiene una página personal en HeadCount cuyo enlace comparten en sus redes sociales en ella se explica el reto y sus seguidores encuentran los link para inscribirse como votantes (algo imprescindible en los USA para ejercer el derecho al sufragio).

Samuel L. Jackson es un artos famosos por sus «tacos». Algunos de los más utilizados en sus películas son «motherfucker», «fuck you» o cualquiera de sus variantes.

Es por ello, nos imaginamos, que decidió ponerse como retos si en su página se alcanzaban los 2.500 inscritos para las elecciones presidenciales, grabar un vídeo diciendo «fuck you»  en 15 idiomas. El primero de los elegidos, fue el euskera.

No entendemos la razón, pero los medios de comunicación vascos, catalanes, españoles… han interpretado que esa expresión estaba destinada al actual Presidente de los USA. Él no se refiere a él, ni de forma directa ni de forma indirecta, en ninguno de los dos vídeos. Ni en el que hizo para presentar el reto, ni en el que ha hecho para cumplir su promesa.

Es conocida la animadversión de este actor con las políticas del presidente Trump. Pero su frase, su «taco», parece que haber sido elegido por la popularidad que tiene en los USA que lo usen sus personajes cinematográficos.

Pero no puede ser interpretado como un mensaje al Presidente de su país. ¿Por qué no? Porque HeadCount se define como no partidista. Su objetivo es utilizar el poder de la música, o de los artistas de cine, para registrar votantes y promover la participación en la democracia. Organizan cada año actividades de captación de votantes en más de 1.000 actividades musicales y desde 2004 afirman haber inscrito a más de 600.000 votantes desde 2004.

Permitir que uno de los participantes en su campaña insultase a un candidato sería ir en contra de sus principios fundacionales, y además le colocaría en una complicada situación.

No parece lógico ni que HeadCount lo permitiese, ni que Samuel L. Jackson les pusiese en ese compromiso. Entre otras cosas, porque no necesita ningún altavoz de ese tipo para decir lo que él piensa de alguna persona.

Podemos imaginar lo que piensa sobre a política llevada por la Casa Blanca en los últimos cuatro años, pero no por eso podemos afirmar que ha dicho lo que no ha dicho. Por muy divertido o llamativo que parezca.

Dos ejemplos de cómo se ve este vídeo y su contenido en los USA

Huffpost – 14/9/2020 -USA

Holy Hell! Samuel L. Jackson Offers Swearing Lessons If Enough People Register To Vote

Listen up, motherf**kers: None other than the professor of profanity, Samuel L. Jackson, is offering lessons on how to talk a blue streak if enough people register to vote.

(Sigue) (Traducción automática)

TNZ – 14/9/2020 -USA

You Motherf*****S Met My Voting Challenge… SO LET’S CURSE IN 15 LANGUAGES!!!

Samuel L. Jackson is keeping his word and now teaching Americans how to curse in 15 languages … after fans show him they’ll get out and vote. The legendary actor dropped a 2-minute video … teaching us how to curse in 15 different languages … after fans showed up and blew past the Voter Action Goal for the #GoodToVote campaign.

(Sigue) (Traducción automática)

 

El actor Samuel L. Jackson introduce el euskera en la campaña electoral USA