La historia del Foro Económico Mundial, conocido popularmente como el Foro de Davos, es la historia de un proyecto con un éxito descomunal. Y lo es, además de por haber centrado sus encuentros en aspectos claves de la economia y de la sociedad a nivel global, por su capacidad de unir en un solo lugar a los principales actores mundiales de la economía: empresarios, politicos y organizaciones sociales.

Para los que quieran conocer un poco mejor qué es y qué significa este encuentro global, recomendamos leer el articulo de Diego Herraz, aparecido en el diario Público, bajo el título «Guía para entender Davos, la piedra filosofal de la globalización».

Desde hace seis ediciones, entre la mucha información de análisis que se produce alrededor de este evento global, se publica el Global Talent Competitiveness Index Report (GTCI), que busca analizar el estado de los estados en la competencia por la captación de del talento y el futuro del trabajo. Los vascos, como es evidente al ser una nación sin estado, no hemos aparecido en este análisis que determina la posición relativa de estos estados en algunos de los aspectos clave de los que ayudan a determinar el desarrollo social y económico de una sociedad.

Global Economic Forum 2019- (Copyright by World Economic Forum / Mattias Nutt)
Global Economic Forum 2019- (Copyright by World Economic Forum / Mattias Nutt)

La «cosa» se pone interesante cuando hace tres ediciones este estudio empieza a incluir el análisis de ciudades. Y es aun más interesante cuando en esta edición, Bilbao aparece dentro de la lista de las 114 ciudades estudiadas y puntuadas.

Como se suele decir en estos casos, aparecer en la lista ya es en sí un éxito. Pero lo es mucho más cuando comprobamos que la mayor ciudad vasca ocupa el puesto 44 en esa lista. Una posición destacada en la que se encuentra rodeada de grades metrópolis con las que hace treinta años ni nos hubiéramos imaginado que Bilbao pudiera competir.

Para nosotros, esta  poderosa irrupción de Bilbao en este ranking merece una serie de consideraciones.

La primera, para nosotros clave, es que aunque aparezca Bilbao, en realidad se está analizando al conjunto de la sociedad vasca. Bilbao ni es una entidad aislada de su entorno, ni tiene el peso poblacional equivalente a sus «competidoras». En realidad, para nosotros, esta posición es la del conjunto de la sociedad vasca. Por ejemplo, la ciudad situada en la posición inmediatamente superior, Houston, tiene una población de 2.4 millones de personas.

Las virtudes y problemas que han colocado a Bilbao en la posición 44 de este estudio son las virtudes y defectos del conjunto de nuestra nación. Y el evidente reconocimiento que implica no ya su posicionamiento en este listado, sino incluso su presencia en él, es para el conjunto de nuestra sociedad.

La segunda, es el valor de lo realizado en los últimos decenios. Cuando las instituciones vascas recuperaron competencias claves (como la educación, la sanidad, las infraestructuras o la hacienda), lo hicieron en un momento en que el País «hacía agua» por todos lados. Muchos pensaban que con la situación de nuestra economía, la crisis social que vivíamos, el terrorismo, y la ausencia de infraestructuras de todo tipo con las que iniciamos este proceso, esto estaba abocado al fracaso. algo más de 35 años después, nuestra sociedad es objeto de estudio por su éxito y su capacidad de recuperación.

La tercera, es que estar en esta lista no es ni una casualidad ni una lotería. El análisis estudia la realidad social de las ciudades, pero dentro de él, como es lógico, uno de los elementos claves, es el esfuerzo y la capacidad para atraer talento y evitar que emigre. Para ello no sólo hace falta unas condiciones objetivas adecuadas, hace falta políticas público-privadas que ayuden a que ese entorno adecuado sea conocido y sea atractivo para los profesionales que puedan estar interesados en trabajar con nosotros.

Esta parte es la consecuencia de un trabajo realizado desde hace muchos años en el campo de la captación de talento. Hemos sido testigos de cómo esta sociedad, que cuenta con un nivel de formación universitaria entre sus jóvenes realmente extraordinaria (de las más altas de Europa) perdía una parte de importante de esa riqueza, nuestra auténtica riqueza, durante los años de crisis. Formábamos buenos profesionales, invertíamos en ellos, para que tuvieran que salir fuera. En una sangría de personas, talento, e inversión, que estaba afectando, y mucho al país.

Proyectos como Bizkaia Talent, del cuyo trabajo ya hemos hablado en numerosas ocasiones, han sido claves para empezar a revertir ese proceso.  Y se han convertido en un «caso de éxito» a nivel internacional, como podemos ver en los numerosos artículos que hemos recogido y en los que se habla de ellos, y del éxito de su trabajo.

Como siempre decimos en estos casos, tenemos que felicitarnos por este éxito, pero debemos usarle como «combustible» para seguir avanzando. Nada de autocomplacencia, ni de relax. Aun hay mucho que por hacer. Si hoy en día es necesario para «estar en el mismo sitio» es fácil imaginar que para avanzar posiciones, hay que ser un gran atleta.

Y sobre todo, debemos seguir recordando a nuestras empresas, y a nuestras instituciones, que nuestros jóvenes salen al mundo (lo cual está muy bien), pero les cuesta mucho volver (lo cual es muy preocupante), en buena medida, por las condiciones laborales y salariales que se encuentran aquí. Eso tiene que cambiar y tiene que cambiar ya.

Pero ahora felicitémonos, todos, por este reconocimiento al trabajo realizado por nuestra sociedad.

Les dejamos el informe Global Talent Competitiveness Index Report (GTCI) en versión web y en versión PDF, así como el vídeo de presentación de este trabajo, en el que, en los veinte segundos que van desde el minuto 21:20 al minuto 21:40, se cita exclusivamente a una entidad de entre todas las delegaciones de ciudades presentes allí, precisamente a la agencia Bizkaia Talent, representando a Bilbao, como una entidad trabajando desde hace muchos años de una manera constantemente innovadora. Veinte segundos pueden parecer poco, pero si es tan difícil conseguirlos en los informativos de nuestra TV, ni es difícil imaginar los complicado que debe ser que te los dediquen en ese foro y en esa presentación.

World Economic Forum – 1/2019 – Suiza

Global Talent Competitiveness Index Report (GTCI)

The Global Talent Competitiveness Index (GTCI) continues to gain visibility around the world, and today has firmly established itself as a global benchmark for issues related to talent competitiveness and the future of work. Now in its sixth year, this 2019 edition of the GTCI addresses the topic of Entrepreneurial Talent and Global Competitiveness and attempts to identify the ways in which large and small firms, nations, and cities can foster entrepreneurial talent in the era of digital transformation.

(Sigue) (Traducción automática)

Vídeo de presentación del informe (Bilbao ) aquí

Cita Bilbao y a Bizkaia Talent, en los veinte segundos que van desde el minuto 21:20 al minuto 21:40

Traducción de la cita:

«Las ciudades también son más ágiles y más rápidas, y más innovadoras en sus formas de crear políticas de talento. Varios representantes de ciudades aquí hoy presentes – saludo la delegación de Bilbao. Bilbao, en España, ha tenido una agencia de talento durante varios años, Bizkaia Talent, y han compartido recursos, han innovado constantemente nuevas formas, y de una forma muy exitosa»


Informe en PDF aquí


Web del Wold Economic Forum 2019 aquí

 

 

anuncio-productos-basque-728x85-2