Hemos tenido que leer varias veces el artículo publicado por la Agencia France Press (AFP) sobre el “deseo inalcanzado” de tener el Concierto Económico por parte de los Catalanes.

“El sueño frustrado de Cataluña: recaudar impuestos y gestionarlos, como los vascos”

El artículo que esta agencia ha distribuido al mundo entero tiene un título y un contenido que nos habría parecido un mal chiste si no fuera porque refleja la irresponsabilidad de dicho medio de comunicación y la capacidad de “no decir la verdad” de los “expertos” unionistas consultados.

Desde el título a la última línea, el texto es un despropósito que refleja la ignorancia extrema sobre este tema del ¿periodista? que lo ha escrito. Además de contener inexactitudes y mentiras que nos hace pensar que su contenido está al servicio de unos objetivos que no son periodísticos o informativos.

Estaría bien que algún profesional de AFP, de verdad, recabase la opinión de los responsables políticos de los territorios forales o de expertos que no se hayan destacado por su odio al sistema foral.

También podrían haber entrevistado a Pedro Luis Uriarte. Así habrían tenido la respuesta a la pregunta que de forma tan “inocente” hace La Vanguardia y que parece que ha inspirado la realización de este artículo: “¿Por qué los vascos sí y los catalanes no?”

Pedro Luis Uriarte, como decimos, se la podría haber contestado. En resumen, les habría explicado que en su momento, los representantes catalanes se negaron, en su presencia, a tener una figura similar al Concierto o al Convenio Económico porque “eso de recaudar no era popular”.

El Concierto y el Convenio son dos realidades singulares, y no son ni privilegios o concesiones, que existen desde hace más de un siglo. Su existencia no depende de ETA, ni de la violencia. Afirmar eso es una indignidad que sólo un mentiroso y un manipulador puede mantener. Son además herencia de una realidad anterior, eliminada por la fuerza de las armas, en las que las fronteras de Castilla o de Aragón estaban en su frontera con los territorios vascos. Una realidad de parlamentos, leyes, y sistemas fiscales diferentes, que fueron derogadas por la fuerza.

Decir que la aportación de los Territorios forales a las arcas del Reino de España “son mínimas” es una falsedad. Lo mismo que insinuar que la existencia de los regímenes fiscales forales son una de las causas principales del problema catalán. O lo mismo que decir que la aportación que se realiza “se limitan por lo esencial a Defensa y a un fondo de solidaridad entre regiones”.

Una cosa que tendría que hacer los profesionales de AFP cuando van a tratar de un asunto tan serio y complejo como este, sería elegir a unos expertos que sean profesionales y no sólo abanderados del jacobinismo. En el artículo adopta un papel protagonista un “experto” que centra todos los problemas de financiación del Territorio de Régimen Común, no en la cicatería de un Gobierno Central que sub-financia a las comunidades autónomas para así tenerlas bajo su control, ni en el “desmadre” del gasto que ha habido en muchas comunidades autónomas. Él lo centra, obviando las causas reales, en la existencia de Comunidades con régimen foral. Como si 1.000 millones de euros más o menos resolverían los problemas de financiación de las Comunidades Autónomas de Régimen Común.

Seguramente el problema real pasa porque la existencia del Concierto y el Convenio es una demostración clara de que existe otra forma de hacer las cosas, que implican un menor control de “papa estado” y, lo que es más importante, una responsabilidad en el ingreso y en el gasto. Algo que deja muy mal a unas Comunidades autónomas que ahora son “menores de edad” y que esperan que sea el Estado el que les de “la paga”.

Decir que si se extiende el sistema foral al conjunto de la Comunidades autónomas significaría una quiebra del Estado, es, como mínimo ridículo. Sobre todo porque no todas las Comunidades Autónomas lo quieren. Como decimos, recaudar y asumir riesgos es para adultos, y no todos quieren ser adultos.

Este planteamiento de “todos iguales” refleja la idea “unitaria” que se defiende tras este discurso. Olvidándose de que la idea de “todos iguales” es contraría a la realidad del Reino de España. En este Estado conviven realidades nacionales diferentes, con historias diferentes y formas diferentes de auto-gobernarse y auto-organizarse. A los jacobinos españoles, como los consultados por AFP, y que aún viven en el XIX, les gustaría poder acabar con toda esta realidad, para conseguir que “todos los españoles fueran iguales”. Es decir, que “fueran, y pensaran, como ellos”. Todo muy democrático y progresista.

Para defender sus posturas no les importa mentir. Como es el caso de la “afirmación” que se recoge en el artículo:

Además, ocurre a menudo que el Gobierno vasco se niega a pagar lo que debe al Estado central, sin que haya sanciones, apunta Cuenca. “Los aviones militares, por ejemplo, hay que pagarlos, pero cuando no están de acuerdo [con la suma], no pagan”

Al Sr. Cuenca, se le olvida decir que las deudas suelen ser a la inversa. Es el Estado el que se muestra renuente a ingresar en las arcas de la CAPV y de la CFN las compensaciones que les corresponden. Los mismo que se le olvida decir, por qué será, que las Haciendas vascas, las cuatro, son haciendas integrales. Lo que implica que en el Reino de España hay 5 Haciendas a un mismo nivel, con las mismas competencias y las mismas capacidades. O se le olvida hablar del principio de “responsabilidad unilateral” que rige las relaciones tributarias y financieras existentes entre los Territorios forales y el Estado. Lo mismo que se le olvida explicar que las aportaciones de estos territorios a las arcas comunes depender, en exclusiva, de los presupuestos del Estado y no de la recaudación de los Territorios forales. También se olvida, que maravillosa memoria selectiva, de explicar cómo el Estado sub-financia a las comunidades autónomas para tenerlas bajo su control.

Eso es lo que está haciendo desde hace años con Cataluña. Recortes y retrasos en las partidas transferidas, que han ahogado a Cataluña. Los negociadores del Estatuto de Autonomía de Cataluña se olvidaron de que el que tiene la recaudación tiene el control de los recursos y que si tú recaudas, no necesitas que nadie te transfiera los recursos, los tienes ya en tu caja.

AFP tiene, como medio de comunicación de prestigio y alcance global, algunas responsabilidades que a la hora de redactar y distribuir este artículo no se han cumplido. Ni por el autor, ni por la Agencia. Hablar con los responsables forales de Hacienda o contrastar las informaciones, es una de ellas.

Hoy, en todo el mundo, se están reproduciendo, a través de este artículo, inexactitudes y falsedades sobre lo que los vascos somos y hacemos. Lo que afecta de una forma muy graves a nuestra imagen. Eso es, también es verdad, una victoria para los unionistas y los enemigos de la soberanía fiscal de los vascos. Mentir les suele salir rentable, porque saben que la capacidad de defenderse de los vascos es pequeña. No tenemos ni ministerios, ni embajadas.

Nosotros, además de recoger el artículo de AFP, les recomendamos algunas lecturas que pueden ayudar a compensar la desinformación acumulada en el mismo.

Por último, y no menos importante, resaltar que todas las reivindicaciones del Gobierno catalán y de la mayoría social de aquella nación son justas. Todas. Desde la necesidad de una mayor y mejor financiación (incluida la creación pactada de un sistema similar al Concierto), hasta la que defiende el derecho de los catalanes a decidir su futuro. Unas reivindicaciones en las que encontrarán, los catalanes, el apoyo de todos los vascos (una gran mayoría) que consideramos que Cataluña y Euskadi son naciones con derecho a decidir su futuro en libertad y sin injerencias externas.

Agencia France Press – 25/9/2017 – Francia

El sueño frustrado de Cataluña: recaudar impuestos y gestionarlos, como los vascos

Con su capacidad para recaudar impuestos y disponer de ellos libremente, el País Vasco es una referencia para Cataluña. Pero la negativa de Madrid de concederle este privilegio ha alimentado el secesionismo en la región en los últimos años. “¿Por qué los vascos sí y los catalanes no?”, resumía recientemente el diario barcelonés La Vanguardia.

(Sigue) (Traducción automática)


Lecturas recomendadas

Para los que quieran saber cómo funciona el sistema de Concierto Económico recomendamos la página web de la Asociacion Ad Concordian, donde está explicado desde el nivel más básico al nivel más complejo. También recomendamos los textos de Pedro Luis Uriarte, un experto conocedor y defensor del Concierto y del Convenio, que están publicados (descarga gratuita) en la página web de la Comunidad del Concierto.

Y para los que quieran saber lo que opinamos nosotros sobre lo que en muchas ocasiones se dice sobre el Concierto y el Convenio, pueden leer nuestra reflexión, que se ha convertido en una de las más leídas, referenciadas, y también criticadas, de nuestro blog.

Mentiras y falsedades sobre el Concierto y el Convenio Económico. Y dos lugares para aprender


Mapa político de España de 1854 en el que se presenta la división territorial con la clasificación política de todas las provincias de la Monarquía según el régimen especial dominante en ellas (Biblioteca Nacional, Madrid)

anuncio-productos-basque-728x85-2