Esta entrada también está disponible en: Euskera Inglés

Las historias de los vascos por el mundo no dejan de asombrarnos. Cuando pensábamos que nuestra capacidad de ser sorprendidos por la historia que un vasco en algún lugar del mundo, siempre vemos que estamos equivocados.

La historia de Damián Gaubeka el vasco de Larrauri (Bizkaia), exiliado tras la victoria de los insurrectos en la Guerra civil y que llego a Caracas buscando una nueva vida y empezó trabajando como jardinero es una de ellas.

Pronto abandonó ese digno trabajo como jardinero y se dedicó a la construcción en aquella Caracas que se encontraba en la cresta de la ola del crecimiento y del desarrollo. Nosotros ya hemos hablado aquí del legado que aquellos vascos que llegaron con el exilio dejaron en el urbanismo de Caracas. Pues bien, Damián Gaubeka, era uno de aquellos vascos creadores de la nueva Caracas.

Pero no le traemos aquí por ser un exiliado vasco, ni por sus peripecias hasta llegar a Venezuela, ni por su papel como constructor, ni tan siquiera porque el General Marcos Pérez le mandara al exilio por su actividad política en Venezuela . En realidad le hemos conocido gracias a un artículo de Javier Conde, publicado en El Universal de Venezuela, en el que además de hacer una semblanza de este vasco casi “invisible”, nos cuenta cómo organizó durante casi dos décadas fue capaz de llevar a jugar en Caracas a la una parte de la élite del fútbol mundial. En una copa de clubes que permitió a los caraqueños disfrutar del mejor fútbol.

Una copa en la que, seguro que algunos de nuestros lectores lo recuerdan, un año fue secuestrado Alfredo Di Stéfano durante unas horas en Caracas, en un secuestro de carácter político.

Damián Gaubeka  fue un hombre extraordinario. Condenado em la España de Franco por su compromiso con la lucha contra aquellos insurgentes que acabaron tomando el gobierno, se hizo amigo íntimo del presidente del Real Madrid, Santiago Bernabéu, que le hizo Socio de Honor de ese club y le recibía cuando viajaba a Madrid usando su pasaporte de ciudadano venezolano, para evitar ser detenido.

Una historia increíble que está contada de una manera magnífica en este artículo que compartimos. No se la pierdan. Estamos seguros que les sorprenderá como lo ha hecho con nosotros.

El Universal – 30/4/2017 – Venezuela

Mundial de clubes con sello vasco

De su invención deportiva hay un montón de entradas en la red; de él, apenas rastros: Damián Gaubeka, vasco, empresario. Ni lugar de nacimiento, ni edad, ni a qué se dedicaba en concreto, ni cómo construyó un mundo de relaciones de alto nivel a un lado y otro del Atlántico. Nada de nada -o muy poco- del hombre que juntó durante los años cincuenta y sesenta del siglo pasado a la creme de la creme del fútbol mundial en una ciudad impensada para tales lides como Caracas.

(Sigue) (Traducción automática)

El vasco Damian Gaubeka con Alfredo Di Stéfano, en Caracas
El vasco Damián Gaubeka con Alfredo Di Stéfano, en Caracas
anuncio-productos-basque-728x85-2