El Secolo d’Iitalia es el órgano de la ultraderecha italiana. Indigno de ser definido como medio de comunicación, se trata del panfleto en el que los herederos políticos de los fascistas italianos que masacraron a miles de vascos durante la Guerra Civil, transmiten sus “pensamientos” (si es que lo que pasa por la cabeza de un fascista puede ser definido así).

Este panfleto nació para defender las tesis del Movimento Sociale Italiano, un partido politico fundado por seguidores del dictador y criminal Benito Mussolini. Desde entonces ha defendido las ¿ideas? de la ultraderecha italiana, incluyendo las de Silvio Berlusconi.

Hace unos días El Secolo d’Iitalia publicaba una ¿noticia? en la que define como “acto de infamia llevado a cabo por unos extremistas” el cierre del Monumento a los Caídos que se alzó en Pamplona para honrar a los muertos del bando insurrecto.

Vista frontal del monumento a los Caidos (Wikipedia - Autor: Jorab)
Vista frontal del monumento a los Caídos (Wikipedia – Autor: Jorab)

No vamos a entrar en el ridículo título que ha puesto el ¿periodista? que escribe el texto.  Así que vamos a lo “importante”. Se quejan, nosotros pensamos que con razón, de que se trata de un acto más contra la “memoria histórica”. Pero esa razón no nace de las “sin-razones” que defienden. Desde la Guerra civil todas las actuaciones de las instituciones públicas (dominadas por los insurrectos) fueron contrarias a la defensa de la “memoria histórica”. Cada libro, cada declaración, cada medalla, cada monumento, cada homenaje,… fue una infamia, un insulto a la Verdad y a la Historia. Por desgracia los responsables políticos posteriores al franquismo no han sido capaces de eliminar tanta mentira de los libros, las calles, las instituciones, y la memoria.

El Ayuntamiento de Pamplona ha dado un importante paso al mandar acabar con esa ofensa que es ese Monumento a los Caídos. Y, para evitar cualquier duda, no lo consideramos ofensivo porque contenga los nombres de muertos del bando insurrecto. Lo consideramos ofensivo porque es un monumento a la insurrección y a la dictadura. Además de un símbolo que homenajea el uso de la violencia.

Si alguien quiere listas de mártires en las paredes de las instituciones de un país, deberían poner una que contuviera los nombres de los muertos, exiliados o purgados, por el mero hecho de ser fieles a esas instituciones democráticas. Eso sí que sería honorable y un acto de respeto a la “memoria histórica”.

Por cierto, hay bastante gente que lee ese panfleto italiano desde el Reino de España. Lo que indica que sigue habiendo un significativo número de franquistas “agazapados”.

Secolo d’Iitalia – 1/9/2016 – Italia

Spagna, Zapatero colpisce ancora: contro la memoria l’ultima infamia

Atto d’infamia, in Spagna, contro la memoria storica. Ne sono autori, a Pamplona, gli estremisti di Podemos e gli indipendentisti baschi di Bildu, che guidano la nuova giunta municipale della città. Verranno infatti rimossi dal Monumento ai Caduti  i resti di due generali franchisti, Emilio Mola Vidal e José Sanrujo Sacanell, che furono a fianco del futuro Caudillo

(Sigue) (Traducción automática)

El insurrecto Franco durante su criminal dictadura. Foto publicada por el diario fascista italiano Secolo d'Italia
El insurrecto Franco durante su criminal dictadura. Foto publicada por el diario fascista italiano Secolo d’Italia
anuncio-productos-basque-728x85-2