Este libro, Somos vasco-argentinos: recuperación de la memoria histórica, es la plasmación del trabajo de investigación de Magdalena Mignaburu y Josu Legarreta, en la que han analizado la labor de organización y planificación realizada por los vasco-argentinos estructurados en torno a las Euskaletxeak de ese país.

La presentación se realizará en tres de las capitales vascas:

  • El 15/06/2016 (miércoles) en el Museo Vasco de Baiona, a las 18h00
  • El 20/06/2016 (lunes) en el Museo Vasco de Bilbao, a las 19h00
  • El 21/06/2016 (martes) en el Aquarium de Donostia,  a las 19h00

La obra aborda la historia de los Congresos Vascos en Argentina y, a través de ellos, del trabajo realizado por aquella comunidad vasca para mantener su cultura y su identidad así como para crear vínculos de unión eficaces entre ambos países.

En la actualidad parece existir entre los “vascos del interior”, sobre todo por las generaciones más jóvenes, una visión simplificada del papel que han tenido y tienen las Euskaletxeak. Estas son percibidas y tratadas como entidades de poca relevancia para el conjunto de la comunidad vasca por se su papel, según esa visión, meramente folklórico. Desconociendo el papel de gran relevancia que tuvieron estos centros en momentos de graves crisis sociales en nuestro país, en el que desarrollaron importantes actuaciones de apoyo a Euskadi. Porque el papel de los centros vascos, y por lo tanto de la Colectividad Vasca en el mundo ha sido fundamental desde su orígenes hasta el día de hoy.

La gran apuesta para el futuro, es ser capaces de incluir sus aportaciones en la estrategia general de País. Unas aportaciones  que deben seguir siendo claves “en y para” el futuro de los vascos en el mundo. Tal y como ya fue definido en los planteamientos realizados por los vascos de Argentina desde, al menos, los años ’80 del pasado siglo .

Un papel que gira en torno a tres ejes fundamentales: el institucional, el cultural y el empresarial. Los vascos, y sus instituciones, podemos disponer de organizaciones activas y experimentadas a lo largo de todo el mundo.  Desperdiciar ese potencial sería un error de graves consecuencias. Tenemos la inmensa suerte de contar con vasco-descendientes, muchos de ellos incluso de quinta generación, conscientes de sus raíces y dispuestos a participar en la creación y fortalecimiento de los lazos que a todos los niveles pueden unir El País de los Vascos con esos países.

Su compromiso ha sido claro durante toda la historia de esas organizaciones. Alimentar ese papel, otorgándoles el papel protagonista que se merecen y que además pueden y quieren desarrollar,  es clave. Lo es tanto para el posicionamiento de nuestro país en el mundo, como para garantizar que la existencia de estos centros tenga un objetivo claro y atractivo capaz de ilusionar y atraer a las nuevas generaciones de vasco-descendientes.

El libro, de 467 páginas, ha sido editado en la colección Urazandi, e incluye una memoria USB con las grabaciones de audio de cada una de las ponencias e intervenciones del I Congreso Mundial de Centros Vascos (aprox. 18 horas). Ya se puede adquirir a través de internet.

 

 

anuncio-productos-basque-728x85-2