En este caso vamos a hacer una nueva excepción a nuestra norma general de no referirnos a medios vascos, franceses o españoles. Vamos a referirnos a una información aparecida en el diario Sud-Ouest, que es un periódico francés que tiene una gran presencia en Iparralde. Lo hacemos porque recoge una noticia que nos ha parecido extremadamente interesante.

Nos referimos a la aparición, gracias al trabajo de un equipo de investigadores vascos, de 50 cartas en euskera labortano que fueron embarcadas en el buque “Le Dauphin”, que partió del puerto de Baiona el 4 de abril de 1757 con destino a la población fortificada de Louisbourg situada en lo que en aquel momento se encontraba en los asentamientos franceses de Île Royale (hoy en día, Isla de Cabo Bretón).

En 1757 medio mundo estaba en guerra, Una guerra que se conoció como la “Guerra de los siete años” y que acabó, en aquella parte del mundo, con la cesión en 1763 por parte de Francia a Gran Bretaña (al perder la guerra) de los territorios franceses de la actual Canadá.

Pero en 1757 Louisbourg era aun posesión francesa y en ella había numerosos marinos vascos, a los que iban dirigidas las cartas que son protagonistas de esta historia. Iban dirigidas a marinos vascos, pero nunca llegaron a su destino. No lo hicieron porque en el trayecto el buque que las transportaba, “Le Dauphin”, fue apresado por tres buques británicos. Las cartas, junto con el resto de la documentación, acabo en los archivos del Almirantazgo británico, para dormir un “sueño” de casi 300 años.

Un “sueño” del que las han sacado un grupo de tres investigadores vascos (vascos de Iparralde y Hegoalde) y que nos permite conocer con exactitud cómo se hablaba y se escribía en euskera labortano hace más de 250 años.Además de darnos otras muchas informaciones históricasl, culturales, y sociales.

Como decimos, los tres investigadores son vascos. Xabier Lamikiz y Manuel Padilla, de la UPV/EHU y Xarles Videgain  de L’Université de Pau et des Pays de l’Adour.

Estas cartas nos ayudan a asentar algunos principios básicos:

  • El primero, que el euskera existía hace mas de 250 años, algo importante de clarificar, porque oyendo y leyendo algunas cosas, da la impresión de que lo inventaron hace 100 años.
  • El segundo, que el euskera era un idioma de uso común en la época y la forma habitual de comunicación de una importante parte de la población.
  • El euskera de entonces y el actual no se diferencian de forma substancial en lo básico.

Hay una cosa que nos sorprende. No hemos encontrado más referencias a este descubrimiento más allá del que recoge el diario francés.

Por cierto, algo importante: este trabajo se publicará en el próximo número de la revista de estudios vascos “Lapurdum”.

Sud Ouest – 28/4/2016 – Francia

Insolite : cinquante lettres en basque datant de 1757 découvertes à Londres

Jamais autant de courriers en langue basque datant de cette époque n’avaient été retrouvés jusque-là. Cinquante lettres en euskara, écrites en 1757, sommeillaient dans les archives de l’amirauté britannique. Un trésor linguistique mis au jour voilà une dizaine d’années, mais dont on apprend tout juste l’existence.

(Sigue) (Traducción automática)

anuncio-productos-basque-728x85-2