La Naval de Sestao vuelve a construir barcos y a tener una decente cartera de pedidos, después de unos años muy oscuros ocasionados, en buena parte, por la irresponsable actuación del  Comisario Europeo de la Competencia Joaquín Almunia, nacido en Bilbao pero capaz de ceder a las presiones de astilleros de otros países de la UE y declarar ilegal el  sistema estatal de bonificaciones fiscales (‘tax lease‘) para los  inversores en astilleros, y obligando a las Haciendas del Estado español a recuperar estos  apoyos.

La decisión de la Comisión, propuesta por el comisario Almunia,  ha sido anulada por el Tribunal General de la Unión Europea a finales de 2015. Pero  esta sentencia no ha impedido que aquella decisión llevara al borde de la desaparición a la industria naval vasca, al generar el cierre de muchas empresas del sector, así como cientos de parados.

Como muy bien explica Javier López de la Calle, en este artículo de opinión en Deia, La Unión Europea tiene una seria deuda con el sector naval vasco, la economía vasca y los ciudadanos vascos. Además de que sería de agradecer una explicación de la Dirección General de la Competencia y de Joaquín Almunia, vicepresidente de la Comisión y Comisario de la Competencia en el momento en que se tomó esa decisión. Podría empezar por una comunicación pública tan difundida, brillante y contundente como la que dio cuando anunciaba la decision de la Comisión

Resulta insultante, conociendo cómo los astilleros vascos ofrecen innovación, tecnología, experiencia, y calidad, recordar cómo Joaquín Almunia, destacado miembro del PSOE,  indicaba en la rueda de prensa en la que informaba de la incorrecta decisión de la Comisión Europea que:

la devolución de las ayudas fiscales concedidas por España al sector naval no amenaza la supervivencia de los astilleros, ya que ésta depende de su potencial innovador y capacidad de atraer a clientes e inversores

El sector de los astilleros vascos ha sido capaz de luchar contra sus competidores de extremo oriente o contra las crisis económicas. Lo terrible es que hayan estado a punto de desaparecer por causa de una decisión injusta de una institución europea encabezada por un bilbaino.

Por suerte, a pesar de todos estos obstáculos, muchos de ellos propios de tahures de salón, el sector ha seguido avanzando y parece que el horizonte no es tan negro como se presentaba hace apenas un par de años.

Recordábamos todo esto cuando nos hemos encontrado con esta información publicada por la web Off Shore Wind Industry en la que se habla del nuevo buque que se esta construyendo en La Naval de Sestao.

Off Shore Wind Industry – 11/1/2016 – Alemania

New multipurpose vessel on the way

DEME has started the construction of the multipurpose vessel Living Stone. The vessel is being built by the Spanish shipyard LaNaval near Bilbao where recently the keel laying ceremony took place. The Living Stone will be delivered in 2017. The Living Stone features DP3 (Dynamic Positioning 3) capability together with a total loading capacity of 12,500 tons. It will be equipped with two large 5,000 tons cable/umbilical carrousels arranged below deck allowing for a free deck space of approx. 3,500 m² which accommodates the modular cable/umbilical handling systems, remotely operated vehicles (ROVs), the subsea trenching tool CBT 1100 and the fall-pipe system.

(Sigue) (Traducción Automática)
anuncio-productos-basque-728x85-2