El pasado 1 julio se grababan las últimas tomas de la película ‘Gernika’ de Koldo Serra. Una obra que cuenta la historia de un imaginario reportero de los USA “Herry” que está en Bilbao durante la Guerra Civil. Según nos cuenta el diario británico The Guardian (uno de nuestros diarios de cabecera) este personaje  tendrá rasgos de carácter tomados del periodista George Steer, del escritor y periodista Ernest Hemingway y del fotógrafo Robert Capa.

El diario resalta la influencia del periodista británico que contó al mundo el Bombardeo de Gernika y cuya narración de la destrucción de la Ciudad Mártir influyó en Picasso para crear su conocida obra “Guernica“.

Nos cuesta entender las razones por las que hay que inventar un personaje cuando la propia historia de Steer en el frente vasco, narrada por él mismo en su libro “El árbol de Guernica“, es más que suficiente para valer de base de un guión que buscase tanto ser una “super-producción de Hollywood“, como el relato intimista de la historia de un enfrentamiento con un final pre-escrito.

Estamos impacientes por ver la película. Pero tenemos que reconocer que el hecho de que una de las protagonistas sea una “censora” de la “sede del Departamento de Prensa y Propaganda del Gobierno de la Segunda República”, ya, en principio, nos desconcierta bastante.

Nos desconcierta porque era el Gobierno Vasco del Lehendakari Aguirre, la única autoridad  competente en ese campo, y en todos, en el territorio vasco peninsular libre de los insurgentes.

Pero también nos desconcierta porque el principal objetivo de aquel gobierno, el de los vascos, era que  los periodistas contaran al mundo lo que estaba pasando en esa guerra. Algo que resaltan tanto George L. Steer, como Nöel Monks  en sus relatos, cuando afirman que, en contra de lo que pasaba en el bando de los sublevados, el Gobierno de Euzkadi, les dejó una libertad absoluta tanto de desplazamiento como de narración.

Es más, el deseo de que el mundo conociese lo que estaba pasando en esa guerra, llevó al Gobierno Vasco incluso a pedir a los marinos británicos que llevaban provisiones a Bilbao que se acercaran al frente para así marrar en Gran Bretaña lo que estaba ocurriendo.

Pensamos que los vascos tenemos una gran deuda pendiente con George L. Steer, con Noel Monks y con todos los que contaron la verdad de lo que pasó en Gernika. Gracias a ellos sabemos que  las mentiras que sobre esta barbarie se contaron y se siguen contando, son sólo eso, mentiras. Por eso, hoy en día, tener que seguir aguantando que historiadores patrióticos (españoles), pseudo-historiadores, periodistas y tertulianos reduzcan el alcance y las consecuencias de este bombardeo, es un insulto a la inteligencia y, sobre todo, a la memoria de los asesinados en aquel acto de barbarie. Lo hemos dicho muchas veces, pero aquí hay un “artículo resumen” escrito con motivo de uno de los aniversarios del Bombardeo de Gernika.

Nos alegra que se haga una película sobre la destrucción de la Ciudad Sagrada de los Vascos y esperamos que el guión tenga la valentía de contar las cosas como las narraron los protagonistas y no como nos las quieren vender los que desean hacer creer que aquello fue un “invento de los vascos separatistas“.

Mientras esperamos poder despejar nuestras dudas, les dejamos con el artículo de The Guardian y con una película que a nosotros nos marcó profundamente cuando la vimos allá por 1989: Lauaxeta. Una película dirigida por José A. Zorrilla que se centra en la figura de Estepan Urkiaga Basaraz, el poeta vasco que firmaba con ese pseudónimo y que fue fusilado por los sublevados. En esta película tiene un papel relevante el periodista George L. Steer e incluso partes del guión se basan en su libro “El árbol de Guernica”.

Como siempre decimos, “Contra la mentira, más verdad”

The Guardian – 8/11/2015 – Gran Bretaña

Reporter who told world of Guernica atrocity and inspired Picasso is hero of new film

Sandbags, rifles and the fatigues of the militia have been familiar sights once more in the hills and valleys of the Basque country this autumn and are only now being cleared away, almost 80 years after the start of the Spanish civil war. But this time it was all make-believe. The life of George Steer, the British reporter who brought the horror of the bombing of Guernica in 1937 to the public in both Britain and America, has inspired a major English-language film, due out next year. Called Gernika, using the Basque spelling, it will be the first to depict the terrible events of 26 April on the big screen and it has been welcomed by the people of the region, many of whom have taken part as extras.

(Sigue) (Traducción automática)

—————–

A los cuatro vientos (Lauaxeta)

anuncio-productos-basque-728x85-2