No lo podemos evitar, cada vez que uno de los buque-escuelas construidos por los Astilleros Celaya para algunas de las repúblicas iberoamericanas, aparece en un medio de comunicación, sentimos un punto de emoción y no nos podemos resistir a recoger la informacion aquí.

Nosotros vimos construir esos barcos en la orilla del la Ría de Bilbao en los años 80 del pasado siglo. En unos años en los que parecía que nuestro país se iba por el desagüe, tocado de muerte por la crisis internacional y el estado de desastre en que le habían dejado lo 40 años de dictadura de Franco y los más de 100 años de supresión, por la fuerza de las armas, de todas las instituciones vascas de autogobierno en la Euskadi peninsular.

Ver esos barcos entrando, imponentes, en todos los puertos del mundo, saber que surcan los mares bajo el pabellón de naciones que lograron su libertad del Estado que, en ese mismo momento históricos, robaba la de los vascos del sur de los Pirineos, nos hace sentirnos orgullosos.

Orgullosos de nuestra historia como constructores navales; orgullosos de la aportación vasca a la creación de las repúblicas iberoamericanas; orgullosos de la capacidad del país de salir adelante y pasar de ser parte del  vagón de cola, a ser un referente en Europa. En definitiva, orgullosos, de formar parte de una nación con historia y con futuro.

Sólo una cosa nos hará sentirnos mas orgullosos al ver un buque. El día en que veamos un buque tan hermoso como estos veleros visitando los puertos del mundo bajo pabellón de otra república, la de Euskadi.  La única pena es que no será construido por los Astilleros Celaya, que fueron devorados por la crisis de los ’80.

Irish Mirror – 9/6/2015 – Irlanda

One of the world’s largest tall ships to arrive in Dublin next week

One of the world’s largest tall ships will sail into Dublin Port next week. The 1,800 tonnes, 270 foot long and 30 foot high Cuauhtémoc will sail into the capital on Wednesday 17th June for a five day stay in the city. In a time honoured naval tradition, the Cuauhtémoc will salute the city just before entering Dublin port with a cannon salute in Dublin Bay. The huge vessel will then be met by Dublin Port’s tug boats Shackleton and Beaufort as well as a flotilla of yachts from local sailing clubs in a ceremonial escort to mark the ship’s arrival at 10am in Dublin Port.

(Sigue) (Traducción automática)
anuncio-productos-basque-728x85-2