No es la primera vez que hablamos de él. Iker Saitua es un joven historiador vasco, de Algorta, que esta haciendo su doctorado en la Universidad de Reno (Nevada). En concreto en el Centro de Estudios Vascos que tiene esa universidad. Su estudio de doctorado se  está centrando en la presencia de los vascos en esa parte de los USA.

Esta claro que este vasco de hoy, que quiere conservar para los vascos de mañana la vida de los vascos de ayer en el Far West, no está dispuesto a que su trabajo se quede en las bibliotecas, las hemerotecas o las entrevistas personales. Lo comprobamos en su anterior articulo en el Elko Daily, y lo comprobamos de una manera mucho más clara en este otro artículo que recogemos hoy.

No sólo nos habla de las condiciones sociales, económicas, políticas y personales con las que tuvieron que bregar los vascos en aquella parte de los USA. sino que, para conocerlas mejor, ha decidido calzarse las botas de pastoreo y trabajar en un rancho de ovejas. Y lo ha hecho en un rancho que fue propiedad de un inmigrante vasco.

Una interesante lectura no sólo para conocer la historia de los pastores vascos, sino que también nos puede servir para conocer mejor la encrucijada en la que se encuentra la economía del Sector primario en aquella parte de los USA. Una situación compleja por causa de una sequía que ya dura demasiado tiempo.

Elko Daily – 12/5/2015 – USA

‘Sheeped’ in Nevada

When historian Bernard DeVoto once asked a Basque sheepherder why he chose to work in this occupation, the answer was: “I seek the quiet heart.” Apparently, the Basque immigrant came to the West to search out the solitude and lonely life resulting from working with sheep in the desert. DeVoto, for his part, was probably looking at this Basque as a humble immigrant worker who was pushed out of his country due to difficult economic conditions at home and cheaply contracted to graze large flocks of sheep on the public lands in the North American West.

(Sigue) (Traducción automática)
anuncio-productos-basque-728x85-2