Ian Rogers  es un australiano, de Tasmania, que posee el título de Grandmaster en ajedrez. Ha estado en Bilbao para comentar  The Masters Final and European Club Cup que se acaba de celebrar en Bilbao.

Se suele suponer que los Grandmaster en ajedrez tienen una gran capacidad intelectual y de análisis. Por eso, nos imaginamos que el comentario con el que Ian Rogers inicia su crónica sobre este torneo en la web de The United States Chess Federation, es consecuencia del agotamiento que produce seguir un torneo de estas características y no de su escasa capacidad de análisis de la realidad que le rodea.

Ian Rogers 2010 DortmundCC BY 3.0 GFHund - Own work
Ian Rogers 2010 DortmundCC BY 3.0
GFHund – Own work (Wikipedia)

Nos referimos en concreto tanto  a su reflexión sobre el porqué de muchos vascos se han sentido encandilados por el referendum de Escocia, como a su conclusión de cómo ha sido recibido en Euskadi el resultado del mismo. Sus errores de análisis son tan graves que nos hace dudar mucho de que haya entendido nada de nada.

Primero, porque, como bien indica el nombre, el País Vasco no es una región. Es una Nación. Una Nación con una historia, un idioma y una cultura propia desde hace mucho más tiempo de lo que él, hijo de  un estado con una corta y muy reciente historia como una comunidad con voluntad de ser nación, puede imaginar.

Segundo, porque no son algunos los vascos en la región que sueñan con la independencia de España. Nos imaginamos que dado su nivel de conocimiento sobre el entorno que visitaba, no sabe que es una amplia mayoría de los vascos la que considera que somos una nación con derecho a decidir su futuro.

Tercero, porque nadie esperaba que “un voto Sí en Escocia proporcionaría impulso para que su propia región rompiera con España“. Lo que se celebraba, era una triunfo de la Democracia. El reconocimiento a una nación dentro de la Unión europea de un asunto tan básico como el “Derecho a decidir“. Eso es lo que realmente ha entusiasmado a una parte de la sociedad vasca, y lo que ha preocupado en sobremanera a una parte importante de la sociedad española.

Cuarto. Claro que muchos vascos quedaron encantados con resultado del referendum. Pero no porque saliera “NO”, sino porque salió lo que los escoceses querían (bueno los escoceses y un importante numero de ingleses empadronados en Escocia y que sin duda ayudaron al resultado final contrario a la independencia). La cuestión que interesa en este campo a los vascos, no es si el País Vasco sigue unido, o no, a España (y a Francia, que de eso también se olvida nuestro “estratega político), sino si el  Pueblo Vasco va a poder decidir, o no, su futuro.

Una decisión que no es diferente, por cierto, a la que tomaron los descendientes de los invasores británicos en Australia, cuando a principios del siglo XX decidieron dotarse de un gobierno propio. Aunque en ese caso, esa decisión no puede ser considerada como muy democrática. Los auténticos propietarios del País, los aborígenes australianos que fueros expoliados y perseguidos por los colonizadores-invasores británicos, no tuvieron ninguna oportunidad de decidir, aunque fuera en parte, sobre le futuro de lo que por derecho les pertenecía.

En definitiva, si Ian Rogers es tan contrario a la Autodeterminacion de las Naciones,  sería bueno que encabezase una liga para la demanda de que Australia volviese a estar bajo la soberanía británica y a ser gobernada desde el Parlamento de  Westminster. Porque si le parece mal que naciones que tienen una historia milenaria ejerzan su derecho a la libre determinación, que pensará de una nación que tiene una historia de menos de dos siglos y que se construyo de espaldas a los habitantes originales de su territorio.

En definitiva, en estos asuntos es mejor estar callado y parecer un necio( necio:Ignorante y que no sabe lo que podía o debía saber), que hablar y demostrarlo.

USCF – 19/9/2014 – USA

The World’s Best Descend on Bilbao

There are not many tournaments where the streets are festooned with Scottish flags and where kilted bagpipers roam the streets leading troupes of party-goers, many similarly clad in tartan. At least there are not many tournaments in Spain like this. The Masters Final and European Club Cup, which concludes on Saturday, has been an exception.  The reasons for the Scottish mania in Bilbao on Thursday was the referendum on Scottish independence, ultimately rejected by a 55-45 majority of the 3.5m voting Scots.

(Sigue) (Traducción automatica)
anuncio-productos-basque-728x85-2