La periodista Sara Miller Llana, es la jefa de la Oficina del Christian Sciencie Monitor en Europa. Esta norteamericana, está casada con un vasco, de Bilbao. Viven en París y tienen una hija de 3 años que, por primera vez ha visitado la ciudad de donde proviene su aita.

Esta experiencia, sin duda tan extraordinaria para la niña como para sus padres, ha sido recogida en un precioso artículo publicado en la edición digital de esta revista USA. Un reportaje de interés humano, en el que brilla con una luz propia, al menos para nosotros, un párrafo lleno de un profundo sentido, que habla de la fuerza de las raices.

Now I have a daughter. And she’s part-Basque. She’s almost 3 but for many logistical reasons she’s just met the Spanish side of the family now. And apart from getting to know new grandparents, uncles, aunts, and cousins, it suddenly hit me that all of the things I have always marveled at about Basque culture and history as an outsider are in many ways part of my own child’s identity. (Ahora tengo una hija. Y ella es en parte vasca. Tiene casi 3 años, pero por muchas razones logísticas justo ahora acaba de conocer el lado español de la familia. Y aparte de conocer nuevos abuelos, tíos, tías, primos y primas, de repente me di cuenta de que todas las cosas que siempre me han maravillado de la cultura vasca y de la historia extranjero en muchos sentidos son parte de la identidad de mi propio hija.)

Ella, la protagonista de esta historia, su hija de tres años, será tan vasca como ellos la eduquen y como ella sienta al crecer. los USA son un claro ejemplo de como vasco-descendientes de tercera y cuarta generación, perfectos ciudadanos de su país y plenamente integrados en su sociedad , no han dejado de ser, ni un poco, vascos. Es la gran ventaja de formar parte de un pueblo que durante siglos ha sido un pueblo de emigrantes, y de un pueblo sin estructuras políticas estatales. La pertenencia a este pueblo no reside en el pasaporte, reside en el corazón y no es incompatible con casi nada.

Como regalo de agradecimiento por su precioso artículo y por traerle a ser bautizada a esta tierra vasca, le dejamos una canción de un grupo vasco-americano, que interpreta un tema que tiene todo que ver con el último párrafo de su artículo.

Y no se olviden que siempre que quieran pisar tierra vasca, tiener Iparralde, el lado norte de Euskadi, bien cerca de París

Christian Sciencie Monitor – 1/9/2013 – USA

Finding family in Basque Country

aste-nagusia-bilbao-ballena

I have always loved Bilbao. When I lived in Spain a decade ago, traveling across the country, I remember thinking that if I could choose anywhere to call home in Spain, it would be in this Basque city on the northern coast. It just so happens I ended up marrying someone from Bilbao, but it’s never been home. I have just felt grateful that I get to visit it often

(Sigue) (Traducción automática)

Amuma Says No – Maite Zaitut

 

anuncio-productos-basque-728x85-2