Ramón Masats, fotógrafo y documentalista catalán, con una dilatada y brillante carrera, se acercó en 1956 a Pamplona. con el objetivo de recoger con su cámara, en la forma en que esto fuera posible, la realidad de los Sanfermines. Para eso, tomo la decisión más inteligente, la de incluirse en la fiesta, la de sumergirse en ella formando parte de una peña, de forma que no fotografió la fiesta desde fuera, como un observador, sino que la fotografió desde la perspectiva que da estar dentro de la propia fiesta.

El resultado es, simplemente espectacular y puede ser considerado tal y como se dice en el artículo,  como una de las obras clave en la fotografía española de mitad del siglo XX y recibe el Premio Ibarra al Libro Mejor Editado.

Nos encontramos ante un libro que retrata de una forma magistral aquella fiesta, tan igual, pero tan diferente a la de ahora. Son fotografías que nos abren una ventana a otro tiempo, del que sólo nos separan poco más de 50 años,. Los mismos años que nos separan de las imágenes de los USA de Elvis, o del nacimiento del Rock  ‘n’ Roll. Pero son imágenes que parecen de otro siglo.  Imágenes que transmiten el peso insoportable de la dictadura de Franco y en las que aparece impregnada las trágicas consecuencias de la Guerra Civil: pobreza, atraso y un permanente aire de tristeza.  Un influencia macabra que es especialmente espeluznante cuando se ve la fotografía de los niños jugando a los fusilamientos. Sobre todo teniendo en cuenta que pocos años antes, apenas 20 años antes, esa  imagen, pero sin que fuera un juego, se había repetido por todos los rincones de Navarra  y de Alava. Así como en todos los lugares donde fue triunfando el fascismo.

Todo eso y mucho más nos lo hemos encontrado en un magnífico artículo sobre este libro de fotografías llamado Sanfermines, publicado en el diario uruguayo El País, y firmado por María Sanchez.

El País – 10/1/2013 – Uruguay

“Topical Spanish”

ninos-jugando-sanfermines
Pamplona 1956. La tragedia y la barbarie convertida en juego

 

CUANDO HEMINGWAY llegó a Pamplona aún había pocos extranjeros que asistieran a la fiesta taurina más famosa de España. Ramón Masats (Barcelona, 1931) debió sentir una incertidumbre parecida a la del escritor estadounidense ya que -aunque tenía pasaporte nacional- era un extranjero, o casi un intruso, en el mundo de la fotografía. Para Masats los Sanfermines de 1956 fueron su prueba definitiva para decidir si dedicarse o no profesionalmente a la imagen fija.

(Sigue) (Traducción automática)

Ramon Masats: Sanfermines: Ramón Masats [Tapa dura]

anuncio-productos-basque-728x85-2