Nunca nos cansamos de recordar la labor fundamental que realizan, para la pervivencia de Euskadi, los vascos de todo el mundo. El papel para la pervivencia de nuestro país que realizan la mayor parte de los vascos que viven fuera de los límites geográficos de nuestro país es inconmensurable. Es difícil explicar con la adecuada precisión todo el trabajo que, en la defensa de lo vasco han realizado y realizan las agrupaciones de vascos, o los vascos de forma individual, en todo el mundo. Desde Patagonia a Canada, desde California hasta Filipinas, en todos los rincones en los que hay vascos, el espíritu de nuestro Pueblo está conservado y protegido.

Nosotros, siempre tenemos la sensación, cuando hablamos de este tema, de que no somos capaces de transmitir con toda su amplitud, la importancia de su Diáspora para los vascos del siglo XX, pero sobre todo para el futuro de los vascos en el siglo XXI. En un planeta en el que las fronteras nacionales están cada vez más diluidas, una colectividad vasca fuerte, formada, concienciada e interconectada a lo largo de todo el mundo, podría formar una nueva Nación vasca (como ya hemos comentado aquí) , en la que se integrase tanto la nación tradicional, es decir el territorio vasco y la población que vive en él, como los vascos que se encuentran diseminados a lo largo de todo el mundo. Tenemos la sensación de que no somos capaces de reflejar con la adecuada precisión y el adecuado rigor lo modélico de su trabajo, realizado, incluso, a pesar de la ignorancia o la indiferencia mostrada por los vascos del interior.

Por eso hoy cuando nos hemos encontrado en el blog de Iñaki Anasagasti (vasco nacido en la diáspora, ya que sus padres tuvieron que ir a Venezuela huyendo de la dictadura de Franco; periodista; ex-parlamentario vasco; ex-parlamentario en Madrid y actual Senador del Grupo Vasco) nos hemos llevado una alegría y nos hemos decidido a referenciarla aquí.

La entrada de I. Anasagasti está  dedicada al navarro y padre capuchino don Ramón de Goikoetxea, conocido por R.P. Evangelista de Ibero. Este capuchino fue uno de los precursores del movimiento nacionalista vasco en Navarra, es un hombre de su época, es decir de cambios, y por eso, mientras que en algunos asuntos mantiene una visión de las cosas propia del siglo XIX, en otras es capaz de tener una visión avanzada, más propia de tiempos actuales. Su visión del papel de los vascos de la diaspora, forma parte de este segundo grupo de reflexiones con pervivencia en neustro tiempo, y el el futuro.

Por ello, a pesar de no ser una noticia como tal, lo incluimos en neustra web. Lo hacemos por su valoración de la labor, y la importancia de la diáspora vasca para el Pueblo vasco. Sus palabras no tienen desperdicio y reflejan de una forma extraordinaria, todo lo que a nosotros nos hubiera gustado decir sobre esta parte del Pueblo vasco:

Los Estatutos y el Reglamento de Euskal-Echea me ha gustado sobremanera, no hay en él una sola página que no hable muy en favor de los Vascos que moran Argentina; eso es sabe amar a la patria y conocer sus verdaderos intereses y sacrificarse por ella ¡Oh!, si los vascos del mundo entero hicieran lo que ustedes hacen, cuan otra sería la suerte de nuestra pobre Euskeria? Pero apena y desgarra el alma lo que hacen lo contrarios que moran en la propia cuna. Los unos porque se creen españoles, los otros porque se juzgan franceses, todos echan en olvido a su única y verdadera patria, y de todo se acusan menos de purificar al pueblo, de conocer su lengua, de mantener en toda si integridad el carácter, la fe, las costumbres de los antiguos euskaros, nos luce el pelo a los hijos de Aitor constituye motivo de vergüenza para los vascos europeos el entusiasmo y prendimiento patrióticos de los vasco americanos? Y la actividad de éstos? No es un bochorno, un baldrón de ignominia para la indiferencia y apatía de aquellos?

El habla de la entonces recién formada Asociación Euskal-echea de Argentina (que ha realizado una extraordinaria labor desde entonces), pero su reflexión es válida para los vascos de todo el mundo. Es difícil decirlo más claro. ¿No creen?

Iñali Anasagasti – 15/8/2012 -Euskadi

NABARRA CON LOS PRECURSORES DEL NACIONALISMO

No puede faltar en esta serie, don Ramón de Goikoetxea, hijo de José María y Felipa Orokieta, más conocido como R.P. Evangelista de Ibero y que nació en esa villa nabarra, enclavado en el valle de Etxauri, el 31 de agosto de 1873. Inició sus estudios de latinidad en la Escuela Seráfica Capuchina de Montehano, provincia de Santander, pasando luego, el 1° de setiembre de 1888 al noviciado de Ondarribi, para terminar en Bilbao el 8 de setiembre de 1889. Al trasladarse la Escuela Seráfica a Lekaroz, desde 1890, figuró como profesor. Terminada su carrera eclesiástica, el 9 de setiembre de 1897 fue consagrado sacerdote.

(Sigue) (Traducción automática)
anuncio-productos-basque-728x85-2