Los vascos en de la diáspora son como el aire. Son fundamentales y están presentes en todos los lugares, aunque la mayor parte de las veces no sean visibles. Pero eso sí, en cualquier momento, en cuanto rascamos un poco la historia podemos encontrar a uno de ellos participando en grandes o pequeños acontencimientos de enorme interés. Un ejemplo de esto se recoge en la información que publica el Idaho Mountain Express, al hablar de la jublación, como monitor de ski (¡a los 71 años!) del reconocido artista local Ralph Harris. Todo un personaje en Sun Valley.

En el artículo nos enteramos de que su madre se llamaba Pilar y que su familia,  los Arriaga, llegó a Idaho provenientes del Pais Vasco en 1881, para dedicarse, en aquellos momentos, al pastoreo. En los años 50, por esas casualidades de la vida, Pilar Arriaga y su hermana Paulita, conocieron  a Ernest Hemingway en las habituales estancias que el literato realizaba en Sun Valley. No es descubir ninún secreto recordar que Hemingway mostraba un profundo interés por la cultura vasca, que unido a su atracción por la buena mesa, le llevó a compartir más de una velada con Pilar y su hijo Ralp Harris, disfrutando de una cena vasca y hablando, sin duda, de las historias de nuesto país.

Idaho Mountain Express 29-6/2011 – USA

Not Ralph Harris’ first valley rodeo


…Hemingway had more than a passing interest in Basque culture. He had written about the running of the bulls in Pamplona in “The Sun Also Rises” and documented bullfighting in Spain in “Death in the Afternoon.” Pilar and Ralph Harris entertained Hemingway at their home in Hailey, serving Basque cuisine and perhaps a few stories from the old country.

(sigue)
(sigue. inglés)

 

anuncio-productos-basque-728x85-2