Hoy, el  Ministro de Cultura Alemán, Bernd Neumann,  ha inaugurado la exposición 20 años de presencia con la que se conmemora el vigésimo aniversario de la apertura del Museo de Arte Moderno de Frankfurt.  Este museo, uno de los más importantes en su especialidad de Europa, es definido de la siguiente manera por la propia página web oficial de la ciudad de Frankfurt:

El Museo de Arte Moderno (Museum für Moderne Kunst) es una de las colecciones destacadas de arte contemporáneas de Europa. El punto central de la colección está en el Pop Art, Arte-objeto e instalaciones, entre las que se encuentran trabajos de Andy Warhol, Claes Oldenburg, Roy Lichtenstein y obras de Joseph Beuys y Reiner Ruthenbeck. El museo completa constantemente su presentación del arte americano y europeo desde 1960 hasta las obras internacionales actuales y ofrece también espacio a jóvenes artistas y nuevas expresiones del arte.

La Casa, abierta en 1991, presenta de forma impactante sus piezas en la llamada “Tortenstück” (porción de tarta), como llaman los habitantes de Fráncfort a la construcción triangular al lado de la Catedral. El recorrido a través de sus cerca de cuarenta salas asemeja un viaje de descubrimiento: el arquitecto Hans Hollein ha creado pasajes y conexiones que abren nuevas y sorprendentes perspectivas. La incidencia de la luz hace destacar los objetos de forma óptima.
Exposiciones especiales procuran un continuo cambio de perspectiva. El Museo de Arte Moderno también procura, con su mezcla de obras valiosísimas y novedades sorprendentes, establecer una relación con las posiciones más actuales y garantiza que la visita sea una experiencia insólita.

Pues bien el Sr. Bernd Neumann parece que está convencido de que la importancia de Frankfurt como modelo cultural de éxito, no está siendo adecuadamente valorada a nivel internacional y que no se ha reconocido la aportación que la propia arquitectura del museo ha tenido para la atracción de visitantes.

Dicho de otro modo, o mejor, dicho como lo ha hecho el Sr. Ministro: El conocido internacionalmente como Efecto Bilbao, no debería ser llamado así. en realidad, el mundo lo debiera conocer como Efecto Frankfurt.

NO, no lo estamos inventando. Eso es lo que, según el comunicado de prensa nº. 214 de la Oficina de Prensa y de  Informacion del Gobierno Federal, ha afirmado el Ministro de Cultura de la República Federal Alemana en la inauguración de dicha exposición. Es simplemente inconcebible.

¿De verdad Alemania y Frankfurt necesitan, para tener su adecudado lugar bajo el sol, quedarse con la imagen que tiene la Villa de Bilbao? La verdad es que nos hemos quedado de piedra en un primer momento. Pero solo en un primer momento. Por que, después de todo, eso viene a demostrar, una vez más, nuestra teoria de cómo se entiende por el mundo lo que ha pasado en Bilbao en los últimos 25 años: simplemente no se tiene ni idea.

El Sr. Ministro de Cultura de Alemania, se ha basado, para esa reclamación, en la visión más simplista de lo que es el Efecto Bilbao. La misma en la que se basan los que dicen que Bilbao ha cambiado porqué se construyó el Museo. Pero lo que se puede soportar en periodistas, comentaristas, tertulianos e incluso en algunos arquitectos, no sabemos si puede ser admisible en el caso de un Ministro de Cultura.

Creemos que está equivocado en ese planteamiento. La maravillosa, poderosa, y llena de energía ciudad de Frankfurt, no necesita un quitate tu que me pongo yo con la Villa de Bilbao. Qué visión simple de las cosas.

Pero si es así como piensa el Sr. Ministro de Cultura alemán, seguramente podrá negociar algún arreglo con el PSOE y el PP que, con tanto impetu, se opusieron a la construcción, en la capital de Bizkaia, del Museo Guggenheim. También podra llegar, con toda seguridad, a algún arreglo con una buena parte de la intelligentsia cultural  y periodística vasca, que aún no ha digerido el error histórico que supuso su oposición a dicho proyecto. Y si, aún así, piensa que necesita más apoyos en su afán, aún puede negociar con algún miembro del Departamento de Cultura del Gobierno Vasco, que no ha perdido ocasión para desprestigiar al Museo. Seguro que todos ellos estarán encantados de que el Efecto Bilbao se convierta en Efecto Frankfurt.

Bundesregierung – 17/6/2011 – Alemania

Kulturstaatsminister Bernd Neumann beim 20. Jubiläum des Museums für Moderne Kunst: Kulturstadt Frankfurt ist Erfolgsmodell

Museo de Arte Moderno de Frankfurt (www.frankfurt.de)

“Das MMK und seine ambitionierte Jubiläumsausstellung sind wichtige Bausteine für den exzellenten Ruf der Kulturstadt Frankfurt. Was hier seit den späten 70er Jahren entstand, ist ein eindrucksvolles Erfolgsmodell. Alle Museumsareale, –inseln und –quartiere weltweit sind immer auch ein Stück Frankfurter Museumsufer. Eigentlich müsste es ‚Frankfurt-Effekt‘ und nicht ‚Bilbao-Effekt‘ heißen, wenn schon allein die Architektur eines Museums ein Besuchermagnet ist, so wie Hans Holleins ‚Tortenstück‘.”

(sigue)

anuncio-productos-basque-728x85-2