Dicen que el sentido común es el menos común de todos los sentidos. No es lo que le ocurre a nuestro senderista USA en tierras vascas. Sean McLachlan nos trae una nueva entrega de su caminar por el País de los Vascos. Pero esta vez no habla de montes, ni paisajes, ni tan siquiera de comida. Habla del Problema Vasco, que es como llaman en la Capital del Reino de España, a la voluntad de los vascos de decidir su propio futuro.

El se acerca con valentia y con voluntad de entender al sentimiento de muchos vascos de ser una comunidad diferente con derecho a decidir su propio futuro. Sus reflexiones son acertadas para los datos que posee. Sin duda, su opinión sobre ETA es inmaculada, incontestable: ETA sobra, es un anacronismo y, añadimos nosotros, ha sido la mayor rémora al avance del nacionalimos vasco que ha existido en los últimos 30 años.

Luego cae en errores de concepto, comprensibles en alguien que sólo ha tenido una visión superficial de los vascos y su realidad. Para nosotros estos son los fallos de concepto que aparecen en su reflexión

Afirma que los vascos nunca tuvieron una nación. Eso es erroneo. Nunca han tenido un Estado, en su concepto moderno enciclopedista. El concento de Estado que estrenaron las antiguas colonias americanas al independizarse; el que creó la Revolución Francesa con la declaración de la República; o los que se formaron tras la unificación alemana o Italiana, por poner ejemplos.

Confundir Estado y Nación es un error muy común, La revolución francesa creo el Estado francés, pero Francia no fue una nación hasta la primera Guerra Mundial, ya que es en ese momento cuando se puede decir que hay un sentimiento común de pertenencia en todos los rincones del héxagono francés, inducido, por cierto, por compartir los millones de muertos que trajo consigo la Gran Guerra.

Los vascos hemos sido una nación desde hace muchos siglos, una nación no estructurada de forma homogenea, pero con el convencimineto de pertenecer a una realidad cultural, étnica, geográfica y linguística propia y única. Exactamente igual que lo que vivieron los alemanes hasta finales del siglo XIX. Al igual que ellos, tuvimos un tiempo de unificaciónen un momento de la Historia. En nuestro caso bajo el Reino de Navarra. Pero a diferencia de ellos, los movimientos nacionalistas que recorrieron Europa entre finales del XVIII y principios del XX, no nos permitieron crear nuestro Estado, entre otras cosas porque franceses y españoles se habían repartido nuestas tierras y nuestras libertades.

Afirma que muchos vascos no apoyarían la independencia. Eso es otro de los errores típicos. Defender la soberania de una comunidad, no significa defender la independencia. La visión del nacionalismo vasco no es fragmentadora. En 1933, mientras Europa se preparaba concienzudamente para una guerra devastadora entre europeos, los nacionalistas vascos propugnaban una Europa unida de pueblos libres, unos Estados Unidos de Europa. Porque laa defensa de la soberania de los Pueblos no implica fragmentación, lo que implica es respeto a su voluntad. Implica derecho a decidir. Formar parte del Reino de España o no formar parte, no es la cuestión importante. La cuestión fundamental, lo que le da realmente miedo a los Estados español y francés, no es el resultado que cosecharía entre los vascos esa pregunta, lo que les da miedo es preguntarlo.

Casi sin ninguna duda, un referendums sobre la independencia, sería contrario a la secesión, aunque . también sin duda, sí se aprobarián formas de integración diferentes a las actuales. Entonces, ¿Por que los gobiernos de Francia y de España no lo ponen en marcha?

Muy sencillo, porque el hecho de preguntar a los vascos sobre su futuro, es reconocer su capacidad a decidir sobre ese futuro de forma autónoma. Es decir, es reconocer la soberanía de los vascos para decidir cuál es el camino que quieren tomar. Eso es el autentico miedo de esos gobiernos estatales. Ellos tienen muy claro cuál es el verdadero peligro y este no es cuál es la respuesta a la pregunta, el peligro es la pregunta en sí misma.

Soberanía para conseguir aquello de quítate tu para ponerme yo. Menos mal que los reinos de España y Francia no pensaron eso de los independentistas americanos, ya que sin su ayuda, las Colonias lo habrían tenido bastante peor para independizarse. El principio fundamental de la democracia, es que los ciudadanos tienen derecho a decidir su futuro e incluso a equivocarse en elegir a los que van a gestionarles. Los gobernantes vascos peninsulares han demostrado su capacidad y competencia de forma evidente, al menos hasta hace dos años. Por ejemplo cuando el Gobierno vasco empezó a recibir competencias, a principios de los años 80, el PIB de la CAPV estaba en el entorno de 76% de la media Europea. Hoy supera ampliamente el 135%,, despues de haber sobrevivido a una crisis económica de extraordinaria intensidad y de haber creado una estructura industrial moderna y competitiva. Ese trabajo ha sido de la sociedad vasca de la CAPV con el liderazgo de gobienros nacionalistas vascos. Ahora miren a otros lugares y comparen.

Las lecciones de ética. Ese es un asunto muy de los USA. Aprovecha el refrán vasco “Makil zuzena Egia erakusten du” (el baston recto, muestra la verdad) para decir que es algo que deberían aplicarse todos los políticos en España, ya se sientan españoles o no. Curioso, cuando buena parte de las desgracias de hoy, provienen del comportamiento del Gobierno de los USA al final de la Segunda Guerra Mundial. El gobierno USA y el resto de los aliados occidentales, traicionaron a los republicanos y a la democracia, permitiendo que el dictador fascista Francisco Franco siguiera tiranizando España. Pero no contentos con esa traición, años despues reconocieron su gobierno militar, fascista y totalitario, como el gobierno legítimo, permitiendo su consolidación y condenando a los que vivimos bajo su yugo a 40 años de miseria y dictadura. Eso si es ser guiado por un bastón torcido.

Nuestros lectores ahbituales saben que somos un poco cascarrabias, así que sabrán que detrás de todas esas criticas, en este caso, se esconde un reconocimiento a la voluntad por entender que muestra nuestro caminante, y eso es de agradecer.

Gadling – 3/6/2011 -USA

Politics and people: an immigrant’s impressions of Spain’s Basque region

 

Una cena entre vascos y visitantes.El lugar perfecto para intentar entender y explicar.

 

One downside to being an immigrant is that you have to learn a whole new set of politics and social divisions. Since moving to Madrid six years ago, I’ve heard a lot of people talking about Spain’s Basque region. Everyone has an opinion about it but most haven’t actually been there.

(sigue)

 

anuncio-productos-basque-728x85-2