Hemos estado unos días reflexionando sobre cómo analizar el artículo firmado por Yves Michaud y publicado en la sección de blogs de Liberation. Nuesto primer impulso fue contestar sólo con el corazón. Preguntar en voz alta que si la identidad vasca se pone entre interrogantes, qué habría que hacer con la identidad “francesa” que se creó a sangre y fuego en poco más de un siglo. Hoy lo vamos usar dos veces, pero no nos resitimos a reproducir aquí, de nuevo, los textos, opiniones y recomendaciones de dos jacobinos revolucionarios en torno al euskera y su forma de eliminarlo para CREAR un estado francés homogeneo. Se trata de Grégorie y Barére. Ellos en sus informes a los nuevos gobernantes de Francia consideraban  el euskera como “un idioma de personas proclives al fanatismo y un obstáculo para la propagación de las luces“.

Barére, jacobino, en 1794 advertía a la Convención Nacional: “¡Ciudadano! El lenguaje de un pueblo libre debe de ser el mismo para todos. Hemos visto cómo el dialecto bretón (sic), el dialecto que se llama vasco (sic), y las lenguas alemanas e italianas perpetúan el dominio del fanatismo y la superstición, que apoyan el mando de los sacerdotes y los aristócratas  favorecen a los enemigos de Francia…Es una traición contra la patria dejar a los ciudadanos en la ignorancia del idioma nacional”.

Según el propio Grégoire, sobre 8 millones de “franceses”-uno de cada cuatro- cometían el delito de no saber francés y se expresaban en 30 variedades lingüísticas sobre una población de 29 millones -el país más poblado de Europa-: “Ni en Europa ni en ninguna parte del globo que yo sepa sucede que la lengua nacional no sea universalmente usada por la nación. Francia tiene en su seno quizás 8 millones de personas, de las cuales algunas apenas pueden balbucear unas palabras mal dichas en nuestro idioma: los otros lo ignoran completamente”, por lo que proponía directamente el “aniquilamiento de las lengua locales”. Para imponer el francés la mejor arma era la educación, y así, Barére propuso nombrar un instructor de la lengua francesa para cada pueblo que enseñase las leyes, los decretos y los mandatos de la Convención.

La identidad vasca, se basa en la cultura, las tradiciones y la lengua (entre otras muchas cosas) y estos elementos estaban presentes en la población vasca de ambos lados del Pirineo desde mucho antes de que nadie soñase con la existencia de Francia o España. La identidad vasca no necesita papeles ni pasaportes para existir,  ya que el sentimiento de pertenencia tiene su punto de apoyo en el corazón y el sentimiento de las personas.

¿En base a que concepto de “practicidad” puede el autor del artículo condenar a un idioma como el euskera al ostracismo fuera de la vida administrativa? Eso significa su muerte más o menos lenta. Por lo tanto, si hay que traducir todo, que se traduzca. Por que ¿En base a qué razón un vascoparlante no tiene derecho a relacionarse con la administracion en su idioma natural? ¿Que hace del francés una idioma de mayor nivel o “calidad” que el euskera, el catalan el occitano, el bretón o el alemán en la República francesa? Parece que sólo su imposición por la fuerza  sobre los otros, es lo que da un mayor valor al francés.

La República acabó con la libertades vascas en el norte de los Pirineos, al igual que los Isabelinos acabaron con las libertades vascas en el sur. Todo ello en defensa de una igualdad para todos, que muchos no querían. ¿Si se es diferente, porqué hay que ser como dicen otros?

Ahora, cuando los vascos intentar conservar lo último que les queda auténticamente de ellos mismos, su idioma, tenemos que ver como hay  personajes que minimizan su importancia en razón de “ser prácticos”.  Poniendo en duda, incluso, la existencia de una “identidad vasca”. Se atreven además, como el que firma este artículo,  a hablar del Museo Vasco de Baiona como un ejempo de que la “identidad vasca” es algo de difusa existencia. Un museo creado y mantenido bajo el paraguas, los principios y la lógica de una República que niega y persigue todo aquello que se separe del igualitarismo revolucionario. Así, qué se puede esperar se exponga entre sus paredes.

La historia de los vascos de uno y otro lado de los Pirineos la escriben otros. La escriben aquellos que les robaron sus formas de gobierno, su capacidad de decidir y que ahora, incluso, les quieren quitar su identidad y convertir su lengua y su cultura en una pieza de museo.

Encima, tenemos que escuchar de muchos de ellos, que “están  a favor”, que son “amigos” de las lenguas locales. ¿Qué quieren decir con eso de las lenguas locales? Simple: es una sutil forma de decir que son lenguas de un nivel inferior a los idiomas de “verdad” al francés, el castellano o el inglés.

Ahhh, casi se nos olvida, para que se sepa quiénes son los “buenos y quiénes los “malos”, no se olvidan de incluir en sus textos alguna referencia al terrorismo. Para que quede claro que los que defienden el euskera, no pueden ser más que terroristas o amigos de terroristas. Porque si no es por eso, ¿Alguien nos puede decir cuál es la razón de incluir en este artículo el siguiente parrafo?

Ce n’est pas en deux journées qu’on appréhende une situation mais tout de suite on est frappé par la revendication politique omniprésente entre Bayonne et Saint Jean Pied de Port, surtout concernant le rapprochement des prisonniers politiques.

Dios nos libre de esos “amigos” de nuestra cultura, que de los “enemigos” ya nos cuidaremos nosotros

Liberation – 8/3/2011 – Francia

Identité basque?

A muchos les gustaría ver la Cultura vasca como el tronco del viejo Árbol de Gernika: seca y sin raices. Pero se olvidan de que, al igual que en Gernika, hay muchos retoños para mantener nuestra cultura y nuestra historia.

 

Je suis allé faire une conférence sur identités et communautarisme à Saint Jean Pied de Port. C’était une belle occasion de traiter ce thème non plus devant des Français d’origine immigrée comme je l’ai déjà fait plusieurs fois, mais devant des Français basques – français et basques depuis très longtemps. La plupart des élèves du lycée du lycée de Navarre sont bilingues avec les deux langues “maternelles” basque et française, et parfois aussi la langue espagnole. Ils sont attentifs, visiblement sérieux, avec me disait-on un respect de l’école qui a souvent disparu ailleurs. (sigue)

Traducción automática de Goolge
anuncio-productos-basque-728x85-2