El Día de la Diáspora Vasca es una celebración anual cuya existencia fue propuesta y pedida por la colectividad vasca en el mundo y que el próximo 8 de septiembre va a celebrar su cuarta edición.

Nosotros desde el blog hemos ido recogiendo las informaciones sobre este día, desde que se pidió propuestas para su fecha. Pero también hemos intentado aportar todo lo que hemos podido, en la medida de nuestras posibilidades.

Este año el lema es «Aunar esfuerzos». Algo que, sin duda, es fundamental para el futuro de nuestro país. Siempre lo decimos, y no nos cansamos: somos un país pequeño cuya única riqueza son las personas y sólo podremos tener el futuro que soñamos a través de la colaboración y del el esfuerzo  colectivo. algo que nuestros mayores ya inventaron hace mucho tiempo, el Auzolan.

En la web del Ayuntamiento de Berriozar definen muy bien ese término:

«En la vida del pueblo siempre han sido muy importantes las relaciones con el vecindario; sin duda, el trato ha sido y es más intenso que en las ciudades. Así el vecino o vecina más cercano era considerado como pariente. Por eso, era tradicional que cuando se enfermaba el dueño de la casa, los vecinos y vecinas le ayudaran en los trabajos del campo. Lo mismo sucedía en las defunciones, nacimientos, pérdidas de ganado… Los vecinos y vecinas han sido los encargados de ayudar en estas tareas y no hacerlo era considerado sinónimo de escasa calidad humana.

Hoy todavía en algunos pueblos perdura la costumbre de realizar algunos trabajos comunales entre la gente del pueblo. A estos trabajos en común se les llama auzolan o auzalan que significa” trabajo vecinal” porque se hacen entre todo el vecindario, compartiendo tareas.»

Como decimos, ahí está nuestro futuro.

Este día, el 8 de septiembre, es una fecha para celebrar en la familia o en la Eusko Etxea. Un día para celebrar la vasquidad conservada a pesar del tiempo y la distancia que separa a los vascos de la diáspora de su patria de origen; y el día de honrar a los que nos precedieron y que han permitido con su compromiso que «la cadena no se rompa». Pero también es un día para mostrar al mundo nuestro orgullo de ser vascos, y para crear una conexión con el resto de nuestros compatriotas, tanto los que se encuentran repartidos por le planeta, como con los que viven en nuestra patria.

Para visibilizar esto, desde el Gobierno Vasco nos piden que si compartimos por redes sociales nuestras celebraciones, lo hagamos incluyendo una etiqueta, un hastag, que ayude a localizar, reconocer y proyectar esta celebración. Un indicador que nos ayude a reconocernos entre nosotros, y a que nos reconozcan los demás.

La etiqueta es:

#EuskoChallenge

Sabemos que en todos los rincones del mundo este 8 de septiembre habra vascos que celebren su pertenencia a nuestra comunidad nacional.  Y este pequeño esfuerzo puede ayudar a hacer más visible nuestra comunidad global y su compromiso con nuestras raíces.

El Gobierno Vasco a través de la Dirección para la Comunidad Vasca en el Exterior, que es la responsable de la organización de este evento, ha compartido un vídeo dedicado a esta edición.

¡¡¡Feliz Día de la Diáspora Vasca!!!