Llevábamos unos meses sin compartir una entregas de la sección «Puntos de vista», donde nos acercamos a un rincón de nuestro país.

Como comentamos a menudo, nuestra intención no es ofrecer una «guía turística». Hay quienes saben hacer mucho mejor que nosotros eso, e incluiremos algunas referencias que nosotros hemos usado para preparar esta pequeña excursión de un día.

Siempre que la visitamos, Biarritz nos parece una perfecta mixtura de población del Pais Vasco continental, y de un centro balneario al estilo de Donostia, pero con una inmensa influencia parisina. Una influencia que sin duda también se da en la capital de Gipuzkoa, pero que en el caso de Biarritz va mucho más allá de la arquitectura y se respira incluso en los comercios.

Nosotros teníamos como objetivo realizar un recorrido desde el Port-Veux hasta el Faro. Un paseo que nos lleva por algunos de los lugares reseñables de esta ciudad. Pero un recorrido que no nos ha permitido conocer toda su parte sur, la que se extiende desde ese mismo Puerto Viejo, hasta la «Ciudad del Mar», recorriendo toda la playa de la Costa de los Vascos.

Aquarium de Biarritz (web)

Teníamos dos lugares a escoger en la visita que nos recuerdan la profunda relación de esta población vasca con el mar. Uno era la Ciudad de Mar y el otro era el Aquarium. Nos decidimos por el segundo, en primer lugar porque está situado en el centro de la ciudad, y en segundo lugar porque se trata de una institución con una larga historia (se inauguró en 1935), que se encuentra ubicado en un precioso edificio estilo Art Nouveau. Prometemos volver para visitar la Ciudad del Mar.

Escudo Biarritz

Como comentábamos, en la historia de esta población el mar y los marinos ha tenido un papel predominante, y como en todos los principales puertos vascos, su escudo, el de Biarritz, tiene como eje central la caza de las ballenas. Los marinos de Lapurdi, como los de Bizkaia y Gipuzkoa dedicaron sus esfuerzos durante siglos a cazar ballenas. Una actividad que, junto a la pesca del bacalao, les llevó a todos ellos a las costas de Terranova desde, al menos, los inicios del siglo XVI.

Cetáceos en el aquarium de Biarritz
Cetáceos en el aquarium de Biarritz

Una actividad en la que los vascos destacaron durante muchos siglos. Hay una ballena que lleva el nombre de Ballena Vasca, y como nos recuerda la web Medium Aaevum, la primera referencia que se ha encontrado sobre este cetáceo es 1059 y es en un texto de Baiona, vecina de Biarritz.

En el museo, junto a unas preciosas focas, y un gran número de especies de animales marinos de todos los mares, encontraremos una amplia sección dedicada a la tradición naval y pesquera de los vascos, y de una forma especial a la caza de las ballenas. Incluido los esqueletos de unos cuantos tipos de cetáceos.

Una visita que nunca va a defraudar, ni a mayores ni a los más jóvenes.

Lugares de interés

Podríamos decir que, en primer lugar, están las payas, unas verdaderas joyas que se convirtieron en uno de los centros de interés para la nobleza y la gran burguesía europea desde la segunda mitad del siglo XIX. Hoy esas playas, más democratizadas, son un centro de atracción global para los amantes del Surf, como toda la Costa vasca.

En nuestro recorrido, que hemos intentado resumir en el vídeo que hemos preparado, hemos podido disfrutar de una arquitectura que une lo tradicional, con preciosas casas construidas en estilo vasco, junto a grandes e impresionantes palacios convertidos en hoteles.

Nosotros recomendamos, para tener una visión de lo más resaltable, visitar el artículo Introducción a Biarritz que encontramos en la web turística Eusko Guide. Además, claro está, de la web de Turismo Biarritz.

No vamos a repetir lo que tan bien se describe en esas webs, pero no podemos menos que resaltar aquello que más nos ha impactado de nuestro paseo.

En primer lugar la belleza de los edificios. Tanto los que se buscan adaptarse a la arquitectura tradicional vasca de la zona, como los que buscaban resaltar el poder imperial, o de la monarquía francesa.

Pero hay algo que no queríamos perdernos de ninguna manera: la oportunidad de hacer un recorrido por tres religiones que tienen sus tempos en un triángulo con lados de apenas 100 metros de longitud. Y junto al Hôtel du Palais.

Triángulo de tempos en Biarritz (Imagen de Google Maps)

Nosotros visitamos la Iglesia Ortodoxa, construida en 1892 bajo la iniciativa del Zar Alejandro III, que está dedicada a «Saint Alexander Nevski». Es un edificio de estilo bizantino en el que podemos encontrar iconos religiosos traídos desde San Petersburgo. Un  lugar que recomendamos encarecidamente visitar.

Nos acercamos también a la Capilla Imperial, construida en 1864 para el uso privado de Napoleón III y su esposa, la emperatriz Eugenia de Montijo.  Pasamos también junto a la Sinagoga.

Eventos

Biarritz es una ciudad turística, en la que, sin estridencias y con una gran elegancia, la vida social, cultural y de ocio, son protagonistas.

En este mes de febrero, en un sábado con un ambiente primaveral, al anochecer los restaurantes y las terrazas se llenaron de personas de todas las edades, que cenaban, tomaban algo y charlaban en las amplias zonas peatonales.

La cultura y la actividad artística tienen un lugar de honor, como podemos comprobar en la amplia oferta de eventos que se van sucediendo a lo largo de todo el año:  Voyage Privé – Biarritz

Si este «Punto de vista» que hemos hecho sobre Biarritz te anima a acercarte a pasar unos dias a esta población costera vasca, no dejes de comprobar los precios y las ofertas que puedes encontrar en Voyage Privé – Biarritz. Nosotros lo usamos cuando salimos unos días de vacaciones, y no deja de sorprendernos por sus ofertas.

Fotografías
Advertsiement