Esta entrada también está disponible en: Euskera Inglés

Nos hemos encontrado con esta foto que nada más verla nos ha ha llamado la atención. Es la imagen de una chica que, de forma evidente, está consolando a otra. Hay además una evidente diferencia en la calidad de los atuendos de ambas chicas y la que está sollozando, tiene una actitud corporal de absoluta desesperanza.

Niños vascos refugiados en Gran Bretaña desesperados ante la caida de Bilbao en manos de los insurrectos
Niños vascos refugiados en Gran Bretaña desesperados ante la caída de Bilbao en manos de los insurrectos
Traser de la fotografía Niños vascos refugiados en Gran Bretaña desesperados ante la caida de Bilbao en manos de los insurrectos
Trasera de la fotografía Niños vascos refugiados en Gran Bretaña desesperados ante la caída de Bilbao en manos de los insurrectos

La fotografía, que es de 1937, fue realizada para la agencia británica de prensa Planet News Ltd, que tuvo una gran relevancia en los años 30 y 40, para luego (según tenemos entendido) ser una de las fundadoras de la agencia UPI.

Es una fotografía que tiene una gran historia detrás. Y lo decimos tanto en el sentido real como en el figurado. La parte trasera de la fotografía, tiene un texto que describe el contexto de la imagen y lo hace con crudeza y precisión. Con este texto (traducción de John R. Bopp):

 HER LAST HOPE GONE

BASQUE CHILDREN RIOT AS BILBAO FALLS.
Panic-stricken and sobbing heart-brokenly with fear for their relatives in the captured city, the Basque refugee children at North Stoneham, Hampshire, gave way to mass hysteria and fled blindly from the camp when news of the fall of Bilbao
became known.
1 crowd of boys and girls stoned a van from which the news was broadcast. Patrols, villagers and friends at the camp helped round up the fugitives.
PHOTO SHOWS: A Basque girl who believed that her family had perished in the fall of Bilbao, crying on the shoulder of an English friend.
June 20th, 1937 PN.g.
SU ÚLTIMA ESPERANZA ACABADA
NIÑOS VASCOS MONTAN DISTURBIOS MIENTRAS CAE BILBAO
Llenos de pánico y sollozando con el corazón roto por miedo de sus parientes en la ciudad capturada, los niños refugiados vascos en North Stoneham, Hampshire, dieron rienda suelta a la histeria en masa y huyeron ciegamente del campamento cuando se les dio a conocer la noticia de la caída de Bilbao.
Una muchedumbre de chicos y chicas apedrearon una furgoneta desde la cual se emitió la noticia. Patrullas, aldeanos, y amigos en el campamento ayudaron a buscar a los fugitivos.
LA FOTO MUESTRA: Una niña vasca que creía que su familia había muerto en la caída de Bilbao, llorando en el hombro de una amiga inglesa.
20 de junio de 1937

A nosotros esta imagen nos ha parecido que recoge todo lo que significó para aquellos niños vascos el exilio y para aquella sociedad británica la impagable acogida que les dieron. Es la imagen que resume el dolor de los niños vascos de la guerra, y el apoyo que encontraron en la sociedad civil británica. Una sociedad que, como ya hemos contado en muchas ocasiones (por ejemplo aquí), se enfrentó a su pro-franquista gobierno y consiguió abrir las fronteras británicas a los niños que huían de la barbarie y de la muerte que sembraban los insurrectos.

Un lector nos aporta un dato importante para entender el negro espíritu que compartían los insurrectos y a los amigos británicos de los insurrectos:

“La histeria colectiva que se apoderó de los niños refugiados en Inglaterra al conocer la noticia de la caída de Bilbao, que muchos pensaron que podía suponer también la de la muerte de sus padres y madres, estuvo propiciada también por algunos ingleses, favorables a los sublevados y de alma muy negra, que anunciaron este acontecimiento de forma alborozada y con muy mala intención por la megafonía de algunos de los campos en los que estaban refugiados.”

Hemos prestado en nuestra web una gran atención a aquellas niñas y niños que en aquellos terribles años tuvieron que marchar al exilio. Y esta fotografía recoge, desde nuestro punto de vista, el momento de mayor dolor y desesperanza que vivieron estas niñas y niños en aquel tiempo terrible. La caída de Bilbao tuvo que suponer para ellos lo más parecido al fin del mundo y la pérdida de toda esperanza. Lo que explica, como tan bien se recoge en el texto que acompaña a la fotografía, las reacciones que se produjeron.

Para complementar la historia, incluimos una fotografía tomada por la misma agencia, Planet News, en la que se recoge la entrada de los rebeldes en Bilbao el 19 de junio de 1937. Es decir la ocupación de Bilbao por los culpables de tanta desgracia y de la Guerra Civil.

Entrada de las tropas rebeldes en Bilbao (junio de 1937)
Entrada de las tropas rebeldes en Bilbao (junio de 1937)
anuncio-productos-basque-728x85-2