Ananda Sukarlan es un pianista y compositor indonesio de música clásica con un largo y destacado curriculum. El diario Jakarta Post ha publicado un artículo de Stanley Widianto en el que se recogen sus opiniones acerca de la política de su gobierno con respecto a la música clásica. Según se recoge en la información existe una ausencia de apoyo a esta faceta cultural que está dificultando de una forma importante su desarrollo.
No se puede decir que el artista sea condescendiente con esa actitud y además la encuentra negativa en un doble aspecto, en el del propio desarrollo de la música clásica de su país y en la pérdida de oportunidad que significa no aprovechar el impacto que en el campo de la proyección internacional tiene este tipo de actividad.

El lo resume en una frase clara y concisa: “Si un estado es una tienda, entonces el arte es su escaparate“. Para explicarlo pone como ejemplo dos ciudades. Una es Salzburgo, la otra es, Bilbao. En ambos casos, afirma, se ha aprovechado la cultura para hacer un potente “marketing de ciudad” que sirve para atraer el turismo y proyectar el nombre de la ciudad a nivel internacional.

Ananda Sukarlan tiene un centro de música y arte en Jakarta con su nombre, que organiza un Concurso Internacional de Piano de caracter bienal. Además es el fundador de  Yayasan Musik Sastra Indonesia, que es una fundación que tiene como misión ayudar al acceso a la música clásica a los jóvenes de su país.

El artículo ha generado una “aclaración” por parte del compositor. Que si bien no afecta a la utilización de Bilbao como ejemplo a tener en cuenta en la utilización de la cultura como herramienta de proyección, si tiene algunas reflexiones sumamente interesantes sobre el papel de las administraciones y del dinero público en el apoyo a las Artes. Creemos que debemos recogerla para dar la visión completa del pensamiento del artista.

Jakarta Post – 6/11/2015 – Indonesia

Ananda Sukarlan: His Unending Dedication

Renowned composer Ananda Sukarlan finds it odd that many Indonesian kids speak English all the time. As one of the greatest living pianists and classical composers this country’s ever had the misfortune of letting go so quickly, Ananda Sukarlan’s story speaks of a larger issue. In Indonesia, classical music has always been known as a segmented field, but never a largely ignored one. Well, according to Ananda’s repeated lamentations, it is.

(Sigue) (Traducción automática)

————————–

Jakarta Post – 11/11/2015 – Indonesia

Letter to the editor: Ananda  Sukarlan clarifies

I am deeply grateful for Stanley Widianto’s article on me, titled “His Unending Dedication”, which appeared in The Jakarta Post on Nov. 6. He did a great job, and indeed we talked a great deal in depth at my office while I was in Jakarta last month. But I would like to clarify some aspects.

(Sigue) (Traducción automática)

————————–

Ananda Sukarlan’s Rapsodia Nusantara no.4 by Edith Widayani

anuncio-productos-basque-728x85-2