La historia de Irma Ayçaguer Ciganda, nos ha seducido tanto por su desarrollo como por sus consecuencias.

Nacida en Uruguay, todos su apellidos son vascos. Apellidos, además provenientes de uno y otro lado de los Pirineos. Sus abuelos decidieron buscar una vida mejor en Uruguay, abandonando una tierra vasca que, durante los duros tiempos  de la primera mitad del siglo XIX, sufría las consecuencias de los cambios políticos liberales y que vio como una parte importante de sus hijas e hijos la abandonaban en busca de seguridad, supervivencia o mejores oportunidades.

Los abuelos paternos de nuestra protagonista partieron de Iparralde para instalarse en el interior de la recién proclamada República Oriental del Uruguay. En concreto se instalaron en el Departamento de Durazno. Sus padres, los de Irma, se trasladaron años después a lo que ahora se conoce como Carlos Reyles y que entonces apenas era una agrupamiento de casas en torno de la estación de ferrocarril de Molles, Donde se dedicaron al comercio, vendiendo comestibles y herramientas a cambio de lana , cueros,animales o granos.

Allí es donde nació nuestra protagonista en 1917. Ella fue la quinta de siete hermanos y hermanas que quedaron huérfanos muy jóvenes, criándose con tíos y otros parientes. Nuestra protagonista fue a cuidar a un tio suyo que vivía en el Departamento de Rivera, que es una zona fronteriza con Brasil, en concreto con el Estado de Rio Grande do Sul. Una zona fronteriza donde hay una importante presencia de vascos

Allí conoció al que fue su marido Luis Eduardo Bonino, un uruguayo con el primer apellido paterno de origen italiano y el resto de origen vasco. De esa zona fronteriza al norte, se trasladaron en los años 50 del pasado siglo al departamento de Rocha,  al Este y cerca del mar. Una zona de Uruguay con una orografía plana y con mucha agua superficial. Es decir perfecto para el cultivo de arroz y la cría del ganado que es a lo que le dedicaron los colonizadores europeos. Aquel matrimonio se dedicó a explotar el establecimiento arrocero “Corral de Palma” (que es el nombre de los cercados que construían los colonizadores para encerrar el ganado de la zona).

Producción arrocera en el establecimiento arrocero "Corral de Palma"Uruguay
Producción arrocera en el establecimiento arrocero “Corral de Palma” Uruguay

En aquel lugar, nuestra protagonista, la vasco-uruguaya Irma Ayçaguer Ciganda, demostró una profunda sensibilidad social, al construir, organizar y mantener una escuela, con todos los permisos gubernamentales, para los hijos de los trabajadores encargados de mantener esos arrozales. Su objetivo era evitar la desestructuración familiar que significaría que los hijos tuvieran que vivir lejos de sus padres en las poblaciones donde en aquel momento podían ser escolarizados.

Además, a lo largo de esos años y hasta su fallecimiento en 1983, se encargo de proveer de libros o de proyectar películas en lugares donde no había ni electricidad, utilizando no solo el proyector, sino también un generador eléctrico para producir la energía necesaria.

Taller de Ceramica "Irma"
Taller de Ceramica “Irma”

Tras su muerte, sus hijas e hijos continuaron con su labor. Lo que impulsó en 1998 al Senado de la República Oriental del Uruguay a otorgar designar a la Escuela Rural nº 99 del Departamento de Rocha con el nombre de Irma Ayçaguer Ciganda.

La Historia de los Vascos y la historia de las naciones como Uruguay están construidas con algunas grandes historias, pero sobre todo, con otras muchas pequeñas. En realizad no es que sean pequeñas, es que no suelen ser recogidas en los libros de historia, pero son las que conforman el espíritu y el temple de un país. Son, en buena parte, las responsables de tejer la personalidad y la moral de un pueblo.

Desde hace más de 50 años, el compromiso y la visión de esta uruguaya descendiente de vascos, ha permitido que cientos de niños se hayan formado conviviendo con sus familias y no alejados de ellas. Lo que no es, sin duda, una cuestión menor.

Esta historia nos la ha contado uno de sus hijos, Pedroso Bonay, al que nuestros lectores pueden conocer por u aportación sobre el Mercado del Puerto de Montevideo a nuestro proyecto #vascosdeviaje. Nos ha mandado también algunas fotos de la escuela a la que han dado el nombre de su madre y de la zona donde está ubicada.

Nosotros, por nuestra parte hemos recuperado la declaración de motivos por las que el Senado de Uruguay aprueba la Ley Nº 17.031/1998 por la que designa a la Escuela Rural nº 99 del Departamento de Rocha con el nombre de Irma Ayçaguer Ciganda.

Descargar (PDF, Desconocido)

anuncio-productos-basque-728x85-2