El diario Herald Scotland publican dos artículos relacionados con el nuevo libro The Red Paper on Scotland 2014 que han escrito el profesor John Foster, de la University of the West of Scotland, y  Richard Leonard de la GMB- Britain’s Trade Union. Este libro es la continuación del que en 1975  publicó el que luego sería Primer Ministro Británico Gordon Brown. En aquél libro se rechazaba que los socialistas escoceses apoyaran la idea de la independencia, Pero declaraba que tampoco se podía dar un apoyo incondicional a mantener la integridad del Reino Unido – y todo lo que ello conlleva – sin ninguna garantía de cambio social radical. Para entender mejor lo que este libro significó en la política y en la sociedad esoccesa de 1975 recomendamos leer el artículo publicado en The Guardian por Neal Ascherson el 4 de noviembre de 2000 y que referenciamos más abajo.

los dos artículos se plantean en el diario escoces de una manera muy curiosa. La explicación, más de política económica, del papel que podría jugar el sistema cooperativo en el futuro de Escocia (porque en le presente este es casi nulo) la escribe el editor político del diario, Magnus Gardham, sin citar en ningún momento el posicionamiento contrario al Si en el referéndum de independencia de Escocia que muestran sus autores (el mismo posicionamiento que mantuvo el libro original del que éste es una continuación). Por contra, la visión política, favorable al No en el referendum, que mantiene el libro,  se recoge en otro artículo, de carácter más editorial, que se publica en la sección Herald View.

scot.thistle
El Cardo escocés “pincha” a los Unionistas

Una maniobra de calado, dado el peso que la publicación del libro original tuvo en 1975 en la sociedad escocesa, de los sectores contrarios a la Independencia de Escocia, en el que, aunque sea de forma tangencial y sin haberlo comido ni bebido, se le otorga un papel el sistema cooperativo vasco.

Es extraño que nadie reflexiones sobre las razones que han permitido que, durante los gobiernos laboristas británicos (incluyendo el de Gordon Brown),  no se haya avanzado, ni un poco, en ese camino de federalismo  para mejorar la situación de las clases obreras escocesas, que ahora vuelven a defender estos sectores políticos y sindicales británicos. Suena, nos da la impresión, a una especie de mantra que repiten estos sectores cada vez que asoma. y pincha, el cardo de la independencia escocesa (el cardo es la flor nacional de Escocia)

Eso sí, hay que envidiar a los escoceses. Porque voten que Si o voten que NO a la Independencia, lo que está claro es que el Pueblo y la Nación escocesa tienen reconocido el Derecho a Decidir, es decir, son dueños de su propio destino. Algo que otras naciones de Europa, como la de los vascos están aún muy lejos de conseguir.

Herald Scotland – 9/9/2013 -Escocia

Worker co-ops at the heart of ‘blueprint for fairer Scotland’

POWERS to bring businesses into public ownership and create hundreds of workers’ co-ops are at the heart of a radical new left-wing vision for Scotland’s future. The Red Paper on Scotland 2014 takes inspiration from the Basque Country and other parts of Europe where worker-owned co-operatives employ tens of thousands of people. In the new book, Professor John Foster of the University of the West of Scotland, and Richard Leonard of the GMB union argue that a move to create co-ops would provide more secure jobs and fairer wages. They cite the Mondragon Co-operative Corporation in the Basque Country of Spain, which is made up of 258 co-operative enterprises and other bodies and employs more than 83,000 people, as a model for Scotland to follow.

(Sigue)
Traductor de GoogleHerald Scotland no admite el sistema automático de traducción de Google. Es necesario cortar el texto y pegarlo en la página del traductor

———————–

Herald Scotland – 9/9/2013 -Escocia

Federalism is an option that is worth exploring

When Gordon Brown edited the original Red Paper on Scotland in 1975, the SNP was on a high after winning 11 seats in the General Election the previous year; now a new Red Paper has been published as Scots consider how they will vote in next year’s referendum on independence. The original paper rejected independence and the new one does the same, but in proposing devolution to a greater or lesser extent, both papers have raised an issue that may end up being more important even than independence: the idea of a federal United Kingdom.

(Sigue)
Traductor de GoogleHerald Scotland no admite el sistema automático de traducción de Google. Es necesario cortar el texto y pegarlo en la página del traductor

——————-

The Guardian – 5/11/2000 – Gran Bretaña

Life on the ante-eurodiluvian Left

wenty-five years ago, a book lit up the murky Scottish political scene like a lightning-flash. Even now, the ‘colossal impact’ of The Red Paper on Scotland is remembered. Its 28 contributors remain defined by the attitudes they struck in those 368 pages. And that goes even for the editor, Gordon Brown. ‘Scottish socialists cannot support a strategy for independence which postpones the meeting of urgent social and economic needs until the day after independence,’ he wrote. ‘But neither can they give unconditional support to maintaining the integrity of the United Kingdom – and all that that entails – without any guarantee of radical social change’. He was 24, the student Rector of Edinburgh University.

(Sigue) (Traducción automática)

 

 

anuncio-productos-basque-728x85-2