Eso es lo que ha hecho el redactor del diario indonesio The Jakarta Globe. Curiosamente se llama Vasco Ro y parece que ha disfrutado mucho en su visita a esta ciudad vasca.

De su artículo nos ha llamado la atención, y nos ha gustado mucho, que haya entendido más de la filosofía y la forma de ser de los vascos que ha conocido, y del país que ha visitado, que muchos de los que, viniendo desde mucho más cerca, se han acercado a escribir de algún lugar concreto de El País de los Vascos. Un texto que, a pesar de estar escrito con un fino humor, recoge un claro sentimiento de respeto e incluso admiración por lo que se ha encontrado en su visita.

Su descripción de lo que es Bilbao, simplemente se puede considerar como magnífica:

It’s modern but old, human-sized but sleek and grand, and it impresses without even trying. (Es moderna pero antigua, de tamaño humano, pero elegante y magnífica, e impresiona sin siquiera proponérselo).

Afirma que espera que no es la última vez que visita este país. Nosotros le pedimos que a´si sea y que conozca mejor el que, como el mismo dice al principio:  es después de todo, una de las naciones más antiguas de Europa, y los tradicionalistas vascos reclaman su cultura se remonta a tiempos prehistóricos, y que su lengua, el euskera (también llamado Euskera), sigue siendo el más antiguo utilizado en Europa.

The Jakarta Globe – 8/9/2013 – Indonesia

Learning Basque and Eating Pintxos in Spain’s Bilbao City

bilbao-Jakarta_globe
Spider sculpture in front of the Guggenheim. (JG Photo/Vasco Ro)

You don’t want to swan into Bilbao, the municipal center of the Basque autonomous zone, and refer to its people as “Spanish.” The Basque country in Northern Spain is, after all, one of Europe’s oldest nations, and Basque traditionalists claim their culture can be traced back to prehistoric times, and that their language, Basque (also called Euskera ), is still the oldest used in Europe. Bilbao has for centuries been considered the greatest prize in the north, largely for its industrial value. In 1937 dictator Francisco Franco took the city, and reprisals against Basque nationalists were heavy and long lasting. The city prospered during that time as it fed Spain’s industrial needs, but a seemingly terminal economic decline followed, broken — at least tourism-wise — in the late 1990s by a blossoming art scene.

(Sigue) (Traducción automática)

 

 

 

anuncio-productos-basque-728x85-2