Aun con discrepancias de análisis que podemos calificar de importantes, pensamos que que se trata de un magnifico ejercició de análisis de la situación política vasca ante la situación del Proceso de Paz.

No nos parece adecuado confundir a la izquierda abertzañe con Batasuan, algo que pasa en el primer parrafo, en el que se da como indiscutible la continuidad orgánica entre Batasuna y Sortu, algo que para nosotros no está tan claro y que además puede ser esencial para la legalización, o no, de el nuevo partido. algo que está en estos momentos en manos de los jueces. Por otra parte en absoluto es correcto afirmar taxativamente que “Los anteriores gobiernos nacionalistas, encabezados por el Partido Nacionalista Vasco (PNV), se había basado en el apoyo de los separatistas a favor de ETA”.

Pero eso son sin duda los peajes que hay que pagar por dejar que las informaciones sobre los vascos, se manejen desde ámbitos que nos son vascos. Un problema ya histórico que fue una de las causas de la creación de esta web. En cualquier caso, y en términos generales, el análisis del semanario británico ubica de una forma bastante certera algunas de las piezas principales de esta partida de ajedrez que es el “Proceso de Paz”. Una partida en que hay muchos más intereses en juego que el que debía ser el principal, encontrar una solución a un problema que ya se ha alargado demasiado tiempo.

The Economist ya había publicado otro amplio articulo sobre la tregua de ETA y el Proceso de Paz el 6 de enero de 2011 y que habíamos comentado en About Basque Country

The Economist – 24/2/2011 – Gran Bretaña

Same, but different


THE faces are new, but the back-room boys are the same. Sortu (“Create”), a new Basque separatist party, has been created by Batasuna—a party banned in 2003 as a front for the armed group ETA. Now a court must decide whether Sortu itself should be declared illegal. Will the new party also follow ETA’s orders? (sigue)

Traducción automática de Google

anuncio-productos-basque-728x85-2