Estamos condenados a vivir con la sombra de ETA en todos los campos de nuestra vida cotidiana. Y el del Medio ambiente no es una excepción. El periódico aleman Süddeutschen Zeitung publica hoy un reportaje sobre los movimientos contrarios ( y algunos favorables)  a las grandes infraestructuras en el Reino de España y, como no puede ser de otra manera, cuando hablan de nosotros se refieren a ETA. Triste sino el nuestro….

El articulista no menciona los estructurados y extremadamente activos grupos que se autodenomínan ecologistas o  que se oponen a cualquier actuación en infraestructuras en la CAV o Navarra. Aun sabiendo que esos grupos son más “grupos antisistema” que cualquiero otra cosa, es imposible obviar su repercusión social y su enorme capacidad de presencia en los medios. Pues bien, la larga sombra de ETA los hace desaparecer, ya que sólo la actividad violenta del grupo terrorista tiene repercusión en el reportaje. Algo que no es más que el reflejo de una realidad que se da en todos los campos y que distorsiona de una forma extraordinaria la vision que de los vascos se tiene en el mundo.

Süddeutschen Zeitung -13/10/2010 -Alemania

Der Kampf um des Wassers Fluss

Estas son las actuaciones que ETA hace invisibles (una foto que no está incluida en el artículo)

Mit der Protestkultur gegen die Umweltzerstörung und Großprojekte, so lautet das Klischee, ist es in Spanien nicht allzu weit her. Und auf den ersten Blick stimmt es ja auch: Es gibt keine nennenswerte grüne Partei, dafür aber vor allem an den Rändern des Landes, den Küstengebieten, eine systematische Verschandelung der Landschaft, die offenbar kaum jemanden gestört hat, weil zu viele zu gut daran verdienten. Die Proteste gegen Atomkraft und eine Schnellbahntrasse im Baskenland kranken daran, dass die Eta eingriff – mit tödlichen Terroranschlägen gegen Ingenieure. (sigue)

Traducción automática de google

anuncio-productos-basque-728x85-2