Un bar a la antigua, como eran en los ’50, o incluso antes, en cualquier rincón de la geografía vasca peninsular. La foto, en blanco y negro, guarda una información que nos  ayuda a ubicar el momento en que se tomó esta imagen. Nos referimos al teléfono que se ve en la parte izquierda de la imagen y que sitúa a la instantanea en los años 80.

En cualquier caso, obviando esa “incongruencia” histórica, esta foto nos lleva a los que aquí escribimos, a otros tiempos en que los domingos por la mañana, después de misa, saliamos con la cuadrilla de aita y ama a tomar el vermouth. Para nosotros, mosto o KAS de naranja, y alguna “raba”(aros de calamar rebozados)  o un “tigre” (mejillón con salsa de tomante). Aquellos antiguos,  y ya inexistentes o modificados, bares de Burtzena, Cruces o Lutxana, nos recibian los domingos con sus brazos, y sus cocinas, abiertas.

Lo que no sabemos es donde es. ¿Alguien sabría ubicarlo?

Este golpe de nostalgia nos lo ha generado el blog de una arquitecta brasileña, que, por lo que parece, también estaba empapada de nostalgia.

Ligia Cury blog -8/12/2010 -Brasil

Um pouco de nostalgia…

Un tradicional bar vasco

Apesar de já estar super “batido” na decoração de bares e restaurantes, o uso de fotos antigas em preto e branco é um recurso que ainda me atrai. Esta foto, eu tirei de um painel fotográfico em um bar de tapas no País Basco. Entre um drink, uma conversa e um petisco, tem sempre aquele momento que o olhar se desliga e é capturado pela cena da foto antiga. No Rio de Janeiro gosto de fazer esta brincadeira na Casa Villarino que é cheia de fotos célebres. (sigue)

anuncio-productos-basque-728x85-2