La entrada anterior de este blog Cómo nos ven los estadounidenses, recogía una visión negativa de nuestro País al convertirse en un “daño colateral” del desconocimiento de nuestra auténtica realidad por parte del que escribia la “información”.

Pero, como pasa casi siempre, el tiempo lleva las cosas a su sitio y hoy puedo hablar de dos informaciones publicadas por dos diarios económicos, uno britanico y otro norteamericano, que dan una visión bien diferente de nuestra economia y de nuestra capacidad como Sociedad.

El primero de ellos, el que desde mi punto de vista es el más profesional, aparece en el Financial Times de hoy, firmado por Mark Mulligan,  y nos presenta una visión espectacular de la economía vasca.

Financial Times – 5/10/2010 . Gran Bretaña

Basque Country: Global outlook in industrial heartland

The green valleys and centuries-old villages of the Basque Country seem an incongruous setting for the workshops of Spain’s industrial heartland. Its rolling landscapes, wild beaches and rustic air are reminiscent of rural Ireland.(+)

———————–

En el segundo caso, aparecido hace unos dias en el Wall Street Journal, lo había dejado en el “congelador” ya que necesitaba “digerir” la pésima proyección que daba del Reino de España a través del uso de topicos manidos y vacios de contenido, que hacían perder buena parte de su valor a algunas reflexiones bien enfocadas. Todo ello debido a que se encontraban escondidas y mezcladas entre tanto “trazo grueso” que acababa manchando toda la información. No voy a negar que me había producido una sonrisa imaginar lo mál que a algunos les había tenido que caer la forma y el fondo del reportaje. Pero es que el reportaje está tan mal planteado que una parte importante de sus imágenes, las que quieren presentar una sociedad indolente y contraria al trabajo, están grabadas en una ciudad tan laboriosa e industrial como Iruña-Pamplona. Seguramente, una parte significativa de esos jovenes despreocupados y cargados de alcohol que salen en las imagenes no son ni navarros en particular, ni vascos en general (lo que se correspondería con la población local), muchos de ellos serán franceses, italianos, alemanes y sin duda, un buen número de norteamericanos.

Es lógico, por lo tanto que  este video, porque como se imaginarán se trata de un video, ha sentado extraordimariamente mal en la sociedad española. Una lógica irritación que se ha visto reforzada, desde mi punto de vista y  siendo un poco malvado, por el hecho de que, después de 16 minutos de presentar una España de “pandereta, ole, sangría y siesta”, camino del caos, el redactor se centraba en Bilbao para explicar que, esa parte del “norte de España”, no había caido en esos errores y evolucionaba por un camino muy diferente, de desarrollo y crecimiento.

Cuando los vascos viajamos por el mundo huimos, como alma que lleva el diablo, de los tópicos que durante decenios han fomentado las Instituciones españolas en todo el mundo. Siempre con el único objetivo de vender una España perfecta para pasar unas vacaciones (baratas), sin preocuparse, eso parece, de que, esa visión folcklórica, a largo plazo ( tal y como ha pasado) alimentaba una imagen poco seria de un País. Lo primero que tenemos que explicar los vascos es que no bailamos flamenco, no damos palmas, y que nuestra gastronomía no se basa en la paella. Unidas todas esas explicaciones, eso sí, a una amplia diserción sobre la seguridad de nuestras calles y la marginalidad de la violencia terrorista en nuestra sociedad.

Aqui les dejo el video a ver que les parece……

El video en cuestión es el siguiente

Imagen del video del Wall Street Journal. Haga click para verlo
anuncio-productos-basque-728x85-2