Intentaré ser constante, lo que el trabajo me permita. Pero creo que merece la pena colocar algún ejemplo reciente de lo que de los vascos se habla en el mundo.
————————————————————————————————————–

The Peninsula Qatar´s Leading English Daily

Basque nationalists ready for autonomy deal

Web posted at: 3/24/2008 7:53:57

MADRID • The PNV Basque nationalist party said yesterday it wants to sign a deal with the Spanish government to extend the region’s autonomy – a move that could help strenghten the new minority government.

Speaking on the occasion of the Basque country’s patriotic holiday Aberri Eguna, PNV leader Inigo Urkullu said he was prepared to sign an accord with Spain’s Socialist government. “We are once again ready to negotiate and we are saying this loud and clear to Jose Luis Rodriguez Zapatero,” said Urkullu.

Prime Minister Zapatero’s Socialist PSOE party was re-elected on March 9, but with only enough seats to form a minority government – meaning it needs to form alliances in order to give it enough strength in parliament. But Urkullu said that for such an agreement to be met with his party, certain conditions favouring Basque autonomy must be met.

“Yes, there is a possibility of an agreement, if the PSOE and Zapatero understand and accept that our people have the right to a distinct agreement, if we can move on from stalled politics,” said the Basque leader. The Spanish government recently said reform to the Basque country’s autonomous status was possible.

An alliance between the PSOE and PNV would represent a political milestone and could help Madrid forestall the separatist aims of the head of the Basque regional government. Spanish media reported that Zapatero’s government was at risk of a new cycle of violence from armed Basque seperatist group ETA and was thereby seeking political consensus to face this threat.

———————————————————————————————————-

Diario de America

Veinte años de retroceso

España vuelve a los años ochenta

Hoy, merced a la tregua negociadora que Zapatero les concedió durante tres años y medio, ETA vuelve a ser fuerte. Una ETA fuerte compensa a un PNV algo más débil. La historia de siempre y nunca se avanza. Cuando los terroristas dan dos pasos adelante y uno atrás, la democracia invierte esas cantidades.

Atentado brutal de ETA en la localidad española de Calahorra. Brutal porque la explosión dañó gravemente varios edificios colindantes. Aunque, por suerte, no letal. No obstante era muerte y destrucción lo que buscaban los asesinos de la ultraizquierda. Con esta acción ETA se va colocando en el centro de un escenario político que recuerda mucho al de los años ochenta.

Las elecciones del pasado día 9 colocaron nuevamente al PSOE de Zapatero en el gobierno. De todas las bolsas de votos de que se ha beneficiado han sido especialmente significativas las de Cataluña y el País Vasco. No obstante no le dan la mayoría absoluta requerida para que su investidura como presidente del ejecutivo de España se produzca en primera instancia. Necesita, y en esa tarea se aplica ya, los votos del Partido Nacionalista Vasco –PNV-.

El declive nacionalista en esta región no fue tan grave como para liquidar su afán separatista pero sí lo suficiente como para poder venderle a Zapatero sus votos. ¿A cambio de qué?. De una ampliación de la ya amplia autonomía vasca, acercándose así al estatus de un estado libre. Y, también, a cambio de que el gobierno del País Vasco se comparta entre socialistas y nacionalistas. Y este es el escenario similar al de los años ochenta. ¿Es bueno que los nacionalistas pierdan parte de su poder en su tierra?.

No lo parece. Porque el PNV no es un ente nacionalista aislado. Actúa siempre en conjunción con ETA. En palabras del ya célebre ex-dirigente vasco, Javier Arzallus, “unos –ETA- agitan el árbol, y otros –PNV- recogen los frutos”. La simbiosis real, oculta tras la verborrea crítica en que se envuelven etarras y peneuvistas, funciona siempre.

En los ochenta, cuando el PSOE y el PNV gobernaban en el País Vasco, ETA se encargaba de matar de manera más brutal que nunca mientras raudales de dinero entraba en los ámbitos administrados por los nacionalistas. Los gobiernos socialistas –a la sazón de Felipe González- buscaban comprar al “moderado” PNV para que siguiera en su “moderación”. Sin ETA este chantaje no hubiera sido posible.

El riesgo de repetir tan delirante situación es alto. No sólo porque una de las variables, la del gobierno vasco mixto, tenga visos de concretarse. Sino porque, además, hay serios indicios de que la segunda, el poder letal de ETA, es más real que hace cuatro años. Los terroristas habían sido bloqueados bajo el gobierno de Aznar. Detenidos casi todos sus comandos, sin financiación e ilegalizados sus brazos políticos.

Hoy, merced a la tregua negociadora que Zapatero les concedió durante tres años y medio, ETA vuelve a ser fuerte. Una ETA fuerte compensa a un PNV algo más débil. La historia de siempre y nunca se avanza. Cuando los terroristas dan dos pasos adelante y uno atrás, la democracia invierte esas cantidades.

anuncio-productos-basque-728x85-2