Alberto Moroy, gure webguneko “ezagun zaharra” da. Beti harritu gaitu bere artikuluekin “El País” egunkari uruguaiarrean, non eskaintzen dizkigun munduko parte horretako euskaldunen historiako zatiak.

Oraingoan dakarkigun historia ezaguna da, oro har behinik behin, gure irakurle askorentzat. Joan den mendeko 30. eta 40. hamarkadetan Argentinan euskaldun batek izandako epopeia da. Guillermo Larregui nafarraren epopeia dela esaten badizuegu, beharbada horrek ez dizue ezer adieraziko. Baina “karretila zeraman euskalduna” ren historia dela esaten badizuegu, seguru gogora etorriko zaizue irakurria edo hura ezagutzeko “jakin-mina piztuko” zaizue.

Alberto Moroy-k, historia hau kontatzen digu, ordenatuz eta osatuz guk urte batzuetan zehar emandako zatiak. Artikulu horretan informazio zabal ordenatua dakar eta baita dokumentu grafiko oso interesgarriak ere, batzuk benetan deigarriak, esaterako sarrera honi izenburua jartzeko erabili duguna.

 

Antzerki-lan bat da, Villa Marian egindakoa, Guillermo Larregui-ren zeharkaldi bati sostengua emateko. Komedia bat da, bi ataletan banatua, egilea jatorri euskalduneko uruguaiar Domingo Parra. Iragarkiak hau zioen:

Gran función extraordinaria en honor y a beneficio de Guillermo Larregui, el Vasco de la Carretilla, ejemplo magnífico de la energía y la voluntad de la noble raza Eúskara, tan sustancialmente vinculada en la historia y en el presente a la vida nacional, y que merece este homenaje que la compañía argentina de los Hermanos Ratti se honra en ofrecer. Grandioso programa

Alberto Moroy-ren artikuluak, esan bezala, xehetasun asko dakartza eta eduki grafiko oparoa. Eta baita euskaldunari egotzitako esaldiak ere.

Bukatzeko, aipatu egiten du Ander Izagirre-k 2009an idatzitako artikulu bat. kazetari donostiarra da, curriculum berebizikoa duena.

 

El Pais – 13/3/2015 – Uruguai

El vasco de la carretilla

El "Vasco de la carretilla" en uno de sus "raids"
El “Vasco de la carretilla” en uno de sus “raids”

Una apuesta o una promesa lo puso en camino y recorrió 20 mil kilometros remolcando una carretilla. ¿Insensato? Quizás, pero también demuestra que todo lo que uno realmente necesita, cabe en una carretilla. Él decía que no hubo apuesta, que simplemente había empeñado su palabra y como es sabido, la palabra empeñada no es juguete para un vasco. Pero por más que le busques la vuelta, el viaje de Larregui será grandioso, será una hazaña, pero parece tan insensato como ese viaje a través de Estados Unidos que relata la película Forrest Gump. Claro que en Estados Unidos, esas cosas merecen un Oscar, a diferencia de lo que ocurre acá donde apenas les pareció divertido… apenas si logró efímera fama y el derecho a hacerse una casita en el parque de las Cataratas de Iguazú. Allí continuó enseñando a vivir…

(Sigue) (Traducción automática)
anuncio-productos-basque-728x85-2