Enviado por Sandra Arana desde Washington D.C.

Entre el Norte y el Sur, en el corazón de todos los debates desde el nacimiento de la nación americana, la región de Washington D.C. es el lugar ideal para conocer la historia y la cultura de los EEUU.

La capital de EEUU se llamaba al principio “Territorio de Columbia” en referencia a Cristóbal Colon, y fue creada a partir del pueblo de Georgetown. El nombre de Washington no apareció hasta 1791, en honor a George Washington, quien declaró la guerra de la Independencia.

Old Stone House , en Georgetown, es el edificio más antiguo de Washington D.C. (1765)
Old Stone House , en Georgetown, es el edificio más antiguo de Washington D.C. (1765)

Un ingeniero militar, Pierre Charles L’Enfant, fue el encargado de diseñar la ciudad.

Tumba de Pierre L'Enfant en el cementerio de Arlington
Tumba de Pierre L’Enfant en el cementerio de Arlington

El Congreso decide el 27 de febrero de 1801, separar el distrito en dos. En la orilla este del Potomac se queda Washington, y en la oeste Alexandria. Más adelante Alexandria fue cedida al Estado de Virginia.

Old Town Alexandria. Para los fans de The Walking Dead, no se parece en nada a la de la serie
Old Town Alexandria. Para los fans de The Walking Dead, no se parece en nada a la de la serie

En 1814, durante la guerra anglo-estadounidense de 1812, las fuerzas canadienses y británicas queman todos los edificios públicos de Washington D.C. La reconstrucción de la ciudad no comenzará hasta 1815 y tendrá una duración de más de quince años.

A lo largo del siglo XIX, Washington se desarrolla lentamente. Durante la Guerra Civil adquiere su calidad de capital federal.

Al comienzo de la guerra, esclavos negros que huyen de las plantaciones del Sur y otros vienen a vivir a la ciudad, y con el fin de la Guerra y la abolición de la esclavitud, una gran mayoría de antiguos esclavos se asientan definitivamente. Las dos guerras mundiales aumentaron su potencia y el número de sus habitantes.

Sin embargo en la década de 1990, la ciudad quiebra, hasta el punto en que, a mediados de la década, la tasa de criminalidad llegó a ser la más alta de las principales ciudades de EEUU.

Hoy, Washington es una ciudad bucólica, con grandes espacios verdes, y rebosante de historia, con sus innumerables monumentos históricos en granito blanco.

D.C., además, tiene una vida cultural muy variada. Los museos -de todo tipo- son gratuitos en su mayoría, y los barrios rezuman energía y encanto, haciendo las delicias de los visitantes.

10 cosas que hacer en D.C. que no aparecen en las guías

El capitolio, los museos, los memoriales, la Casa Blanca… son partes de la ciudad que sin duda hay que conocer, (impresiona mucho ver sitios con tanta historia, escenarios de película), aquí sin embargo van algunos planes alternativos para conocer el D.C. más auténtico:

  1. Ir de brunch el fin de semana. Uno de mis favoritos es Ted’s Bulletin en la 14. Hay que ir pronto para poder probar los cinnamon rolls, buenísimos! Suele haber cola, pero lo cierto es que siempre tardan menos de lo que dicen. Nunca he esperado más de 30 minutos. En el barrio de Capitol Hill, está el Eastern Market. Un mercado reconstruido tras un incendio, donde ponen un brunch completísimo. Mi recomendación son los eggs benedicts, crab cakes y blueberry pancakes.
  2. Kayak en el Potomac. Subiendo el Waterfront de Georgetown hay un local en el que alquilan kayaks. Es un paseo fácil y bonito, especialmente río arriba.
  3. Visitar la universidad de Georgetown. Un sitio en el que realmente apetece estudiar. Merece la pena dar una vuelta por las clases y el campus.
  4. Probar platos del mundo: Hay tanta variedad que es imposible aburrirse. Por ejemplo, aunque el barrio de Chinatown en sí, tiene bastante poco de chino, es donde están los restaurantes chinos más auténticos de la ciudad. Uno de ellos el Full Kee. Los etíopes también tienen muy buena fama. El mejor que he probado Zenebech Injera, bastante cutre por fuera pero la comida es deliciosa. Perry’s en Adams Morgan, tiene una terraza estupenda para el verano, y es japonés. Tailandés: Thai X-ing. Pizza: Pi pizza en chinatown. La Deep pizza (estilo Chicago) es buenísima. La mejor sin duda la de albóndigas. Mexicano: El Sol en la 14. Salvadoreño: El Rinconcito en la 11, es un local pequeño pero siempre está a rebosar. Tiene un segundo local en Columbia heights. Para comida americana, cualquier lugar es bueno, pero en hamburguesas las mejores son las del Five Guys, y Good Stuff. Son cadenas, pero nada que ver con otras tipo McDonald’s.
  5. H Street NE. Mucha gente no sale del cuadrante NW cuando visita la ciudad, pero merece la pena explorar estos rincones. La zona se está poniendo muy de moda, y hay un tranvía que circula a lo largo de la calle H, que está llena de bares y restaurantes. Genial para callejear.
  6. Rooftops: Uno de los mejores es la terraza del Hotel W en frente de la Casa Blanca. Tiene unas vistas del Mall y la casa Blanca bastante buenas. El Red Derby en Pethworth es de los más baratos, y tiene buen ambiente y precios asequibles.
  7. Happy Hours: Los bares aquí son bastante caros, así que hay que aprovechar la franja de 15h a 19h para que sea medianamente asequible. De los más baratos: 1831 M Street NW, Bottom Line y Front Page. Además de las HH intentad descubrir locales ocultos. Es decir, sitios sin una entrada clara, donde hay que llamar a la puerta para que abran, reminiscencias de la época de la ley seca.
  8. Aunque haya gente a la que Washington le pueda parecer aburrida, o estirada, hay muchísimos planes y opciones para cada día: desde una clase de cocina en la Embajada Turca, o una película y cena en la Rusa, hasta desfiles o conferencias de personalidades. Mirar en eventbrite.com o en los numerosos grupos de Facebook para enterarse de los planes que hay para cada día, ¡y gratis!
  9. Ir en bici a Alexandria. Se pueden alquilar las bikeshare (bici rojas) por $8 el día, y dar un agradable paseo justo al rio Potomac.
    Si al volver se notan las 10 millas de bici, es posible también regresar en metro o coger un barco que para en Georgetown. El paseo cuesta alrededor de $16 y van contando la historia de Washington durante los 30 minutos de trayecto.
  10. De camino a Alexandria con la bici se pasa por Gravelly Point. Justo al lado del aeropuerto de Dulles, desde donde se ven los aviones despegar y aterrizar. ¡Una buena opción para hacer picnic y visitar el estado de Virginia!

 

vascosdeviaje-cabecera

anuncio-productos-basque-728x85-2