La solvencia financiera de una institución es su capacidad para pagar su deuda y el riesgo que conlleva invertir en esta deuda. Para que el mercado pueda tener un conocimiento de esta solvencia financiera hay un grupo de empresas llamadas agencias de calificación de riesgo que otorgan a estas instituciones una nota calificativa, o rating, con la que evalúa dicha solvencia financiera. Un buena valoración facilita a esta institución poder acudir al mercado crediticio para obtener prestamos a un buen interés. Una mala se lo impide o, al menos, hace que este interés sea mas elevado, en consonancia con el mayor riesgo que asume el prestamista.

Durante mucho tiempo las grandes agencias de calificación de riesgo se guiaban por el principio de que ninguna entidad sub-estatal podía tener un rating superior al del Estado del que forma parte.

Eso situaba a las administraciones vascas peninsulares, Gobierno Vasco, Gobierno de Navarra y Diputaciones Forales, en una curiosa situación. Porque a pesar de tener haciendas propias, independientes de las del Reino de España, y de poder acceder a una calificación mejor que la obtenida por el Estado, esta no se le podía otorgar ya que su techo estaba en aquella calificación recibida por este. Algo que no entendían los responsables de las haciendas de estas dos partes de nuestro país, ya que los datos objetivos les permitían tener mejores calificaciones de solvencia y, por lo tanto, un acceso al mercado crediticio en mejores condiciones. Aparte, claro está, de que conseguirlo significaría un reconocimiento por parte de los mercados de que eran entidades «con vida propia» no sujetas a la Hacienda del Reino de España.

No es difícil comprender que los responsables de la Hacienda del Reino de España, los políticos y los altos funcionarios, hicieron todo lo posible porque esta situación siguiera así.

Pero hace unos años esta regla general mudó, y estas agencias permitieron que la Comunidad Autónoma del País Vasco (CAPV) y la Comunidad Foral Navarra (CFN) pudieran tener una valoración superior a la que hubiese obtenido el Estado español.

Ni que decir tiene que eso generó alguna que otra «molestia» en la Hacienda del Territorio de Régimen Común y en el gobierno de España, y una notable alegría entre las cuatro haciendas forales (Alava, Bizkaia, Gipuzkoa y Navarra). Ya que esto significaba un reconocimiento de algo más que una mejor solvencia. Significaba un reconocimiento de su existencia autónoma y no dependiente. Y también, no hay que olvidarse, porque a partir de ese momento podrían acudir a los mercados en busca de crédito en mejores condiciones que las que habían tenido hasta entonces.

Esta situación de mejor calificación se ha mantenido desde aquel momento. Sin duda como consecuencia del Concierto y en Convenio económico. Un «resto de la soberanía vasca» que ha permitido que los vascos peninsulares puedan legislar, recaudar y gestionar sus impuestos.

Nos hemos acordado de esta pequeña «victoria foral» al encontrarnos una noticia de diciembre de 2020, en la que la agencia de calificación Moody’s le reconoce a la CAPV un rating «A3» que la sitúa en el grado medio-superior de su tabla de calificaciones. Ambos territorios vascos llegaron a tener, antes del la crisis, las máximas clasificaciones posibles, a la que se va acercando de nuevo, después de haber descendido por causa de la crisis hasta la «Baa2»

El texto en el que se explica este nivel de valoración de su solvencia financiera afirma:

«El perfil crediticio del País Vasco (A3) refleja el régimen fiscal único y constitucionalmente protegido de la entidad, que actualmente permite a la región mantener la suficiente solidez crediticia para tener una calificación un notch por encima de la del gobierno de España (Baa1). El estatus legal de la región proporciona un mayor grado de flexibilidad fiscal en comparación con otras regiones españolas. Además, el País Vasco se beneficia de un buen acceso a los mercados de capitales y la región siempre ha cumplido con los objetivos de límite de déficit establecidos por el gobierno central.»

Pues eso.

Yahoo Finance – 14/12/2020 – USA 

Basque Country (The) — Moody’s announces completion of a periodic review of ratings of Basque Country (The)

Moody’s Investors Service (“Moody’s”) has completed a periodic review of the ratings of Basque Country (The) and other ratings that are associated with the same analytical unit. The review was conducted through a portfolio review in which Moody’s reassessed the appropriateness of the ratings in the context of the relevant principal methodology(ies), recent developments, and a comparison of the financial and operating profile to similarly rated peers. The review did not involve a rating committee. Since 1 January 2019, Moody’s practice has been to issue a press release following each periodic review to announce its completion.

(Sigue) (Traducción automática)

 

Evolución del Rating de la C.F. Navarra

Evolución del Rating de la C.A. Pais Vasco

Evolución del Rating del Reino de España