Nuestros lectores habituales saben de la línea de conexión que mantenemos con Limako Arantzazu Euzko Etxea – Lima Basque Center. Este centro vasco creado a mediados de 2019 y la histórica Hermandad de Nuestra Señora de Aranzazu de Lima de la que nace, ha mantenido con este blog una relación estrecha que nos ha permitido realizar numerosas acciones en colaboración.

Hoy volvemos a referirnos a ellos porque hace doce horas emitido un comunicado ante la situación de emergencia que está viviendo los USA. Ocasionada por el movimiento de insurrección que han protagonizado seguidores del presidente saliente de ese país. Como todos hemos podido conocer, atónitos, miles de sus fieles han entrado, al asalto, en  la Cámara de Representantes y en el Senado de los Estado Unidos. Su intención era la de paralizar la labor de los representantes legítimos de ese país que se encontraban en el proceso de ratificación como ganador de las elecciones del presidente electo Joe Biden.

Como ya hemos contado en varias ocasiones esta Euzko Etxea tiene como base Lima, pero  forman parte de ella numerosos miembros de la Hermandad, dispersos a lo largo de toda América y con una importante presencia en los USA. Es por eso que, Euzko Etxea y Hermandad, se han sentido especialmente afectados por estos sucesos y han visto necesario dar a conocer esta declaración.

A la cual nos adherimos.


Ante los preocupantes acontecimientos de Washington y en toda la Nación

En 19 de junio de 1936 la dirección del Partido Nacionalista Vasco, una agrupación democrática y católica, emitió el siguiente comunicado para posicionarte ante el movimiento de insurrección franquista que intentaba subvertir el orden legal de la República española:

Ante los acontecimientos que se desarrollan en el Estado español, y que tan directa y dolorosa repercusión pudieran alcanzar sobre Euzkadi y sus destinos, el Partido Nacionalista Vasco declara —salvando todo aquello a que le obliga su ideología, que hoy ratifica solemnemente— que, planteada la lucha entre la ciudadanía y el fascismo, entre la República y la Monarquía, sus principios le llevan a caer al lado de la Ciudadanía y de la República, en consonancia con el régimen democrático y republicano que fue privativo de nuestro pueblo en sus siglos de libertad.”

En este día aciago para los Estados Unidos de América del Norte, nosotros como norteamericanos vasco-descendientes y enemigos del golpismo y del totalitarismo queremos adaptar esas palabras a la preocupante situación que estamos viviendo.

Ante los acontecimientos que se desarrollan en nuestro país, y que tan directa y dolorosa repercusión tiene sobre su destino, nosotros declaramos —salvando todo aquello a que nos obliga nuestras creencias políticas y que hoy ratificamos solemnemente— que, planteada la lucha entre la ciudadanía y el golpismo, entre la Democracia y el Totalitarismo, nuestros principios nos ponen del lado de Ciudadanía y de la Democracia, en consonancia con el régimen democrático y republicano que ha guiado a este gran país desde que fue creado con la sangre vertida por la lucha de tantos americanos contra la opresión.

En estos triste momentos no es malo recordar que la victoria de la subversión contra el legitimo gobierno de la II República española trajo 40 años de dictadura de corte fascista. Como tampoco es malo recordar que poco mas de 50 años antes, se disolvieron por la fuerza a los únicos y legítimos órganos de representación de los vascos peninsulares por parte de un gobierno ajeno a aquellos vascos y que se impuso por la fuerza. Los parlamentos vascos tardaron casi 150 años en volver a reunirse.

Los Estados Unidos de América del Norte han sido durante dos siglos el faro de las Libertades para todo el mundo. No podemos dejar de recordar que en plena II Guerra Mundial el presidente del Gobierno Vasco, el Lehendakari José Antonio Aguirre, destacado miembro del Partido Nacionalista Vasco, se refugió en los Estados Unidos escapando de la dictadura franquista y de sus aliados nazis.

Hoy esta imagen ha sufrido un enorme daño, puede que permanente, por la acción irresponsable y criminal de unos fanáticos que han asaltado el Senado y al Congreso y han intentado coaccionar a los representantes de la Nación. Una responsabilidad que se extiende a aquellos que no se han posicionado para impedirlo.

Por todo ello, es esencial que la ciudadanía americana, y sus representantes políticos, en especial los que comparten partido con el presidente saliente, dejen clara su posición contra el criminal asalto al templo de la democracia de nuestro país y el burdo e infame intento de anular la voluntad popular refrendada en los resultados de las últimas elecciones presidenciales de una manera que se ha demostrado una y otra vez libre de fraude.

Limako Arantzazu Euzko Etxea – Lima Basque Center
Emilia Olga Bazán Olano
Presidenta

Hermandad de Nuestra Señora de Aranzazu
Iñaki Josu Bazán
En representación

Declaración ante el asalto al Capitolio en Washington
Declaración ante el asalto al Capitolio en Washington