Cuando nos enteramos que el vitoriano Alvaro Amieiro Fonseca había escrito «La ruta del Sain», una novela histórica en la que se recreaba la historia de los balleneros vascos que viajaron a las aguas de Terranova y el Labrador para cazar ballenas, no dudamos un segundo en decidir dos cosas. Una que íbamos a comprar la novela, la otra que íbamos a anunciar su existencia en nuestro blog.

Dándonos una vuelta por nuestro blog no es difícil entender esa doble decisión. Si cualquier lector hace una búsqueda aquí utilizando la palabra «ballenero», se encontrará con una larga serie de artículos dedicados a esta extraordinaria parte de la historia de nuestro país. Una historia que se arraiga de una forma tan profunda y tan importante en nuestra historia que las ballenas toman papel protagonista incluso en los escudos de muchos municipios costeros de Bizkaia, Gipuzkoa y Lapurdi.

Escudos puertos balleneros vascos
Escudos puertos balleneros vascos

Incluso podríamos poner el de Castro Urdiales, que formó parte del Señorío de Bizkaia y que en su escudo muestra una ballena y, también, un escudo de Bizkaia.

La primera referencia escrita que se conoce de la relación de los vascos con la pesca de la ballena data del año 670. En ese año un cargamento de diez toneladas de aceite de ballena o ‘sain’ fue enviado al Monasterio de Jumieges a orillas del Sena. «Sain» es el nombre dado en euskera al aceite de ballena.

Así que era no era difícil entender que dedicásemos una entrada de nuestro blog a este libro. Para ello, le hemos pedido al autor que nos lo presente él mismo, y ha tenido la amabilidad de hacerlo


La ruta del Sain

La ruta del sain. Novela histórica sobre balleneros vascos escrita por Alvaro Amieiro Fonseca
La ruta del sain. Novela histórica sobre balleneros vascos escrita por Alvaro Amieiro Fonseca

Alvaro Amieiro Fonseca

Alvaro creció en Vitoria y estudio ciencias químicas en la UPV en Leioa. Aficionado al surf y al buceo, es un apasionado del océano. Cuando siendo un niño sus padres le llevaron al acuario de San Sebastián y se encontró con el esqueleto de una ballena y un guía que contaba como las cazaban, enseguida se imaginó la magnitud de la aventura de aquellos marineros. Treinta y siete años después, se empezó a documentar y a escribir esta crónica, que es además su primera novela. Esta es una historia contada desde las adversidades y ambiciones personales de tres personajes Eneko, Pedro y Alaiz por lograr sus propósitos. Hay un cuarto personaje crucial, Ana que encarna la mujer vasca luchadora tenaz a lo largo de la historia.

Alvaro Amieiro Fonseca
Alvaro Amieiro Fonseca

Tres jóvenes cruzan sus destinos en Mutriko. Iñigo Ruiz de Alda, un carbonero alavés que busca fortuna en la costa cantábrica, escapando de las limitaciones del campo y las supersticiones religiosas de su padre. Pedro Mendieta, el inquieto hijo de una próspera familia de sidreros gipuzkoana. Olaiz Arrue, acusado de brujería que huye de Lapurdi, haciéndose pasar por un peregrino camino de Santiago.

Una tarde desde la atalaya de la costa, se divisa una ballena franca en el Cantábrico. Suplicados por un capitán local, los tres amigos se embarcan en una chalupa con otros marineros experimentados y la arponean. Las ganancias aportadas por su preciada grasa, el sain, despeja horizontes nuevos en los tres jóvenes para lograr sus propósitos. En abril de 1610, se embarcan rumbo a Labrador en un ballenero.

La tenacidad y las aspiraciones se cruzan con el amor, la superstición, rupturas de lazos familiares y corsarios sin escrúpulos.

Documentación usada

Una gran parte de la documentación proviene de las “itsas memorias” tan bien elaboradas del museo marítimo de San Sebastián pero la hemeroteca es larga… La labor de Selma Huxley (Barkhan), Jose Antonio Azpiazu, Jose Maria Unsain fueron referentes además de un sinfín de publicaciones científicas acerca de seguros marinos de la época, compras para abastecer un navío… La recuperación del San Juan en Labrador detallada en National Geographic en los 80, El museo Albaola y su progreso con la reproducción actual…Hay tanto… Tuve que investigar la historia de la época, de cada lugar, la herrería, el carbón, las rutas de comercio, la tonelería, la sal y sus impuestos, la pesca… hasta recetas de cocina y los ingredientes, costumbres, creencias nombres típicos… muchísimas paginas hasta atreverte a escribir la historia que tienes dentro. Papeles sobre el pidgin de los indígenas, los motes de cada pueblo de Bizkaia para la tripulación…el detalle es el diablo en la novela histórica. He viajado mucho por mi trabajo y no me resultó complicado trasladarme a Canadá, Islandia, País Vasco, Países Bajos, Galicia porque conozco bien esos lugares. Ahora espero poder contar la magnitud de esta industria y la lucha contra la adversidad de aquellos marineros.


Dónde comprar el libro

El libro se puede comprar en Amazon. La ruta del sain