Queremos aprovechar el reciente cumpleaños de Mikel Ezkerro, para dedicar una entrada de nuestro blog a esta figura clave de la cultura vasca en Argentina y en Sudamérica en general.

Mikel Ezkerro forma parte de ese grupo de personas que son eslabón y pieza clave de la historia de una nación. Desde que Sabino Arana sembró la idea de que «Euzkadi es la patria de los vascos», se creó una cadena de personas que la han mantenido, extendido  y fortalecido.

Mikel Ezkerro tiene una conexión directa con todas esas generaciones. Conoció a grandes patriotas vascos tanto en Argentina, donde tras la victoria de Franco se refugiaron o visitaron muchos de ellos; como en Euskadi, durante sus años de estudio y estancia en Bilbao.


Vídeo con fotos de Mikel Ezkerro – Emilia Bastida


A modo de ejemplo. Tuvo un contacto muy estrecho con los tres hermanos Irujo. Manteniendo una estrecha amistad desde su juventud con Pello Mari Irujo. De los tres hizo una amplia y emotiva semblanza, que nosotros recogimos en este blog. Sólo con esta relación, Mikel Ezkerro conectó tanto con estos vascos que lucharon por la Causa del Pueblo Vasco en la guerra contra el fascismo y en la dictadura, como con las generaciones anteriores hasta el mismo Arana. El padre de Manuel, Pello y Andrés María Irujo, fue Daniel Irujo Urra, el abogado defensor de Sabino Arana en el juicio por sedición al que fue sometido.

El, Mikel Ezkerro, ha recogido ese legado de todos los que le precedieron, y ha dedicado su vida a estudiar la historia de Euskadi, la de los vascos en Argentina, y la de los vascos en todo el mundo. Y lo ha hecho para difundirla y de esa forma seguir sembrando la semilla del patriotismo y del conocimiento de sus raíces vascas entre los más jóvenes.

Siempre decimos que la aportación y la labor de los vascos de la diáspora, de los que sintiéndose vascos viven fuera de nuestra nación de origen, es fundamental. Lo fue siempre, lo es ahora, pero sobre todo, lo va a ser en el futuro. Basta con mirar por encima las informaciones que hemos ido recogiendo sobre los «Vascos en el mundo» para entender la fundamental aportación de estos compatriotas a la historia, y a la supervivencia, de nuestra nación.

Necesitamos muchos Mikel Ezkerro. Los necesitamos en cada país del mundo, y los necesitamos «en casa». Somos una «nación sin estado», dividida en tres entidades administrativas, y repartida entre dos estados. Tener un futuro pasa por trabajo de cada uno de nosotros. En nuestro compromiso, por encima de opciones políticas.

Mikel Ezkerro es un compendio de todas esas cualidades. Un modelo y una pieza clave, durante décadas, en la conservación y difusión de lo «que somos» y de l«o que queremos ser»  en Argentina y  en Sudamérica.

Él es uno de los eslabones más fuertes con que contamos hoy en día, en la cadena que conforma y transmite la historia de nuestro Pueblo.

Llevábamos tiempo pensando en dedicarle una entrada en nuestro blog. Como símbolo de respeto, admiración y agradecimiento. Nos ha acabado de animar la entrada que le ha dedicado en su página de Facebook Limako Arantzazu Euzko Etxea / Limako Arantzazu Euskal Etxea con motivo de su cumpleaños. Una hermosa felicitación compuesta de un texto acompañado de un video con fotos que le ha realizado Emilia Bastida, autora del documental  «Mi abuela y yo» en el que se reflexiona sobre nuestra identidad, que tiene origen de la familia.

Compartimos esta felicitación incluida es dicha página de Facebook. Pero, por si no tienen cuenta o acceso a Facebook, incluimos también el vídeo (más arriba) y el texto de la felicitación (al final de esta entrada).

También compartimos un artículo/entrevista realizado por Gonzalo Javier Auza y publicado en en 2003 en Euskonews. Lo compartimos porque sirve para entender la importancia de la labor realizada durante décadas por este vasco y argentino. Por este roble vasco plantado en tierras argentinas, que se ha convertido en un ombú, sin dejar de ser un roble. Uno de los milagros de los vascos de la diáspora: Ser, de entre todos, los mejores ciudadanos en sus países de acogida, sin dejar de ser vascos. Tal y como lo dijo el Lehendakari Aguirre.

Euskonews – 2003 – Euskadi

Mikel Ezkerro, un peregrino de la cultura. “La mies es mucha pero los obreros son pocos”

Con sus casi dos metros de altura, su físico delgado y sus rasgos vascos detrás de unos anteojos prominentes resalta de modo inmediato en cualquier grupo humano. Así, es imposible no reconocer físicamente a este directivo de la colectividad vascoargentina. Hasta quienes nunca han hablado con él saben quién es Mikel Ezkerro.

(Sigue) (Traducción automática)


Mikel Ezkerro es un sembrador. lleva toda su vida sembrando Patria y ansia de Libertad. Él conjuga en un solo…

Publicada por Limako Arantzazu Euzko Etxea / Limako Arantzazu Euskal Etxea en Jueves, 7 de mayo de 2020

 

Limako Arantzazu Euzko Etxea / Limako Arantzazu Euskal Etxea a Mikel Ezkerro el día de su cumpleaños (8/5/2020)

Mikel Ezkerro es un sembrador. lleva toda su vida sembrando Patria y ansia de Libertad. Él conjuga en un solo sentimiento dos amores intensos: a Argentina y a Euzkadi. Desde niño, se formó protegido por robles fuertes, crecidos en tierras vascas y transplantados a esa tierra de refugio en que se convirtió Argentina para muchos vascos que lo dieron todo por la Libertad amada, como dijo Lauaxeta.

Hoy es su cumpleaños. El tiempo ha pasado y aquel retoño de roble-ombú que se alimentó del saber de tantos vascos buenos, es ahora uno de los grandes referentes de la cultura vasca en aquella parte del mundo.

Su sombra, inmensa, lo abarca todo y ofrece conocimiento y experiencia a los vascos de aquí y de allí. Cuando habla todos escuchamos. Cuando habla todos aprendemos.

En sus ramas, en sus raíces, conserva una parte importante del espíritu de aquella generación heroica de vascas y vascos que, ante la más terrible de las situaciones, demostraron que nuestra patria, aun tiene fuerza, convencimiento y capacidad de entrega.

Hoy es su cumpleaños. Este gran roble, este gran ombú, tiene mucho camino recorrido y mucho camino por recorrer. En este día queremos hacerle llegar el cariño, el respeto y la admiración que tantos le profesamos.
Zorionak profesor.