Ya hemos hablado en otras ocasiones de la web Fine Dining Lovers. Una web dedicada, como es evidente por el nombre, al mundo de la gastronomía y que tiene una enorme proyección global, con un gran número de lectores en USA, Canadá e India.

Vuelve a ser citada en este blog porque acaba de publicar un artículo, firmado por Kaja Sajovic, sobre la gastronomía vasca y sobre cocineros vascos, que debería ser guardado como uno de los artículos donde mejor se explica lo qué hacen y por qué lo hacen. Su gastronomía, su cocina, la vasca, es la cocina de nuestra patria, es la que nace de nuestra tierra.

Nos ha parecido simplemente extraordinario. No sólo el enfoque del artículo sino, sobre todo, el «discurso» de los chefs entrevistados. Un reconocimiento a la tradición, a las raíces, y al éxito reforzado por el trabajo en equipo y la colaboración.

Los vascos, como pueblo pequeño y muy dado a los proyectos locales, de pequeño tamaño, ha entendido que para sobrevivir a nivel internacional, en esta época de desafíos globales, deben dejar de ser competidores para convertirse colaboradores. Para eso se crearon los clusters. Los cocineros vascos plantean lo mismo en su trabajo:

«La competencia nos hace mejores y nos permite ofrecer calidad, excelencia y también diversidad. Compartir conocimiento nos ha hecho fuertes. Estamos unidos para vender nuestra tierra y nuestra cultura. Aceptamos con orgullo y honor todas las oportunidades que tenemos para mostrarnos al mundo y mostrar nuestro camino de evolución. Todos jugamos con las mismas cartas pero con total libertad» (Josean Alija)

Orgullo y respeto por sus raíces, innovación, el convencimiento de que ellos y su trabajo les hace embajadores de nuestra nación en todo el mundo. Son algunos de los muchos buenos mensajes que nuestros cocineros mandan al mundo en este artículo.

Y la periodista lo ha entendido a la perfección. Cuando aterrizó en Euskadi, entraba en The Culinary Nation. Ha captado que para los vascos la gastronomía es una «religión» en la que ponemos nuestra alma. Tanto en los pintxos, o en el menu del día, de un bar en un barrio obrero, como en los más premiados restaurantes. Da lo mismo. El amor por lo que se hace, el respeto al cliente y el compromiso con la tradición, es similar.

Sólo nos queda darle las gracias Kaja Sajovic y pedirle que nos visite a menudo y que siga escribiendo sobre nuesto pais y sobre nuestra gastronomía. Tiene un gran campo para hacerlo. Desde el Adour hasta el Ebro, desde Baiona (Lapurdi) hasta Cortes (Navarra), nuestra nación, la Nación vasca, es un gran crisol gastronómico.

Fine Dining Lovers- 12/11/2019 – USA

Pride, revenge and happiness: the keys of Basque gastronomic success

At Bilbao airport, before you even collect your luggage, a sign welcomes you to “The culinary nation”. From the very traditional hard-core txokos to upscale Michelin starred restaurants, from pintxos to huge turbots in asadores, from gooey kokotxas to succulent txuletas, and from bone dry cider to ubiquitous txakoli, Basque country personifies gastronomy; and gastronomy, somehow, has become just as strong point of reference for Basques as their flag.

(Sigue)
Fine Dining Lovers no admite la traducción automática. Puede copiar el texto y pegarlo en Google translator