Ayer se publicaba en el diario New York Times un artículo que nos ha emocionado. Un reportaje-entrevista a un patriota extraordinario, el gudari José Moreno, que hace pocas semana cumplía cien años, manteniendo su mismo compromiso con la Patria, la Democracia y la Libertad.

En el artículo, firmado por Raphael Minder, un viejo y querido conocido de este blog, nuestro admirado gudari cuenta a los lectores del diario norteamericano, un perfil de su vida.

Él fue un gudari, un soldado del Ejercito de Euzkadi, y esa denominación, la de «Gudari», se la dio, oficialmente, el Gobierno de Euzkadi.

Ahora su historia y sus ideas se publican en el diario de mayor prestigio del mundo. Como una especie de compensación, otra más, a los duros años en que no pudo hablar porque vivía bajo una dictadura criminal y asesina.

Él es parte de la memoria viva de nuestra nación, y desde que, casi un niño, tomó la decisión de defender la Libertad, la Democracia y su Patria, ha sido un ejemplo para todos nosotros.

Él da voz a decenas de miles de patriotas vascos que no pudieron sobrevivir a la guerra creada por los insurrectos, a las cárceles y campos de concentración. Él da voz a las decenas de miles de vascos que tuvieron que exiliarse, o que murieron durante los negros años de la dictadura de ese delincuente que fue Franco.

Pero hay dos cosas que echamos en falta en este artículo:

Una, que José Moreno luchó en el Ejercito de Euzkadi, bajo las ordenes del Lehendakari Aguirre. Cierto que luchaba contra los insurgentes y en defensa de la Libertad, pero también luchaba por la libertad de nuestra patria, y lo hacía bajo las órdenes del primer presidente de los vascos. José Moreno es, sobre todo, un patriota vasco.

La otra cosa que echamos de menos es una correcta denominación del trozo de nuestro país que aparece resaltado en el mapa. Eso no es el «País Vasco», esa en la «Comunidad Autónoma del País Vasco». el País Vasco es eso, y mucho más. Aunque también hay que reconocer que es muy difícil que desde fuera se usen denominaciones correctas, cuando nuestros medios de comunicación, e incluso nuestros políticos, no los usan de forma adecuada.

En todo caso que José Moreno, una de las pocas personas que nos aún conectan directamente con aquella generación de héroes a la que pertenece, aparezca en el New York Times como lo que es, un hombre comprometido durante toda su vida con la Libertad, es un claro ejemplo de «justicia poética» . Al menos en algunos casos, la bondad y el compromiso con la libertad se reconoce, y este es un claro ejemplo de ello.

Como decíamos en el artículo en el que recordábamos su centenario, nosotros desde aquí, queremos transmitirle nuestra admiración, y nuestro compromiso de no salir de la senda que él y sus compañeros marcaron con tanta claridad.

Zorionak, eta Eskerrik asko!!!

Agur eta Ohore Euzko Gudariari

¡¡¡Salud y República Vasca!!!

 

New York Times – 25/1/2019 – USA

When José Moreno, a Basque soldier, was captured in 1937 during the Spanish Civil War, he was sentenced to death by one of the commanders in the army of Gen. Francisco Franco, the eventual winner of the conflict. For reasons he says he never understood, he was spared that fate. He celebrated his 100th birthday in November.

(Sigue)
Traductor de Google. New York Times no admite el sistema automático de traducción de Google. Es necesario cortar el texto y pegarlo en la página del traductor