Esta entrada también está disponible en: Euskera Inglés

Las tierras de Rif, la tierra de los Los rifeños, situadas en el actual Marruecos, son de triste recuerdo para los vascos, ya que fue uno de los lugares donde los “quintos vascos” tuvieron que luchar, a la fuerza, después de que el Reino de España impusiera el servicio militar obligatorio a los vascos peninsulares. Algo que ocurrió tras la última Guerra Carlista. Fue un “regalo” de los Liberales españoles y vascos que hizo que miles de jóvenes de nuestro país murieran en los intentos, infructuosos, del Reino de España de parar con las armas, por ejemplo, los procesos de independencia de Cuba y Filipinas. Eso si, los vascos liberales o los vascos ricos, no tenían que mandar a sus hijos a la guerra. Estaban exentos. Para eso, para morir por España, ya estaban los pobres y los que se habían opuesto a la imposición liberal en tierra vasca.

Los jóvenes vascos nunca aceptaron con entusiasmo el servicio militar obligatorio. Ni el de la República francesa, ni el del Reino de España. Algo que ayudó a a entender la sangría migratoria que vivió la sociedad vasca a lo largo del siglo XIX y una parte importante del XX. Como se explica muy bien en este artículo del historiador Carlos Larrinaga.

Ese servicio militar obligatorio llevó, como comentábamos, a muchos vascos a participar a principios del siglo XX en aquella ocupación de parte del norte de África. Incluidas las tierras de los rifeños. Una ocupación que trajo consigo una guerra, la llamada Guerra de África, y con ella la muerte de decenas de miles de personas.

Aquellos jóvenes vascos, que iban a la muerte, no se podían imaginar que estaban recorriendo el mismo camino que tomó unos años antes un vasco de Garai, Bizkaia. Era Pedro Hilarión Sarrionandia Linaza, y viajó en 1892 como misionero Franciscano  a aquellas tierras del Norte de África. Fue destinado al convento de Tetuán, donde le encomendaron el estudio de la lengua árabe en la escuela de ese idioma fundada por otro vasco (de Orio): el Padre José María Lertxundi. Un reconocido arabista.

Además de estudiar árabe, nuestro vasco de Garai, estudió la lengua rifeña o amazigh. Una tarea difícil ya que esta lengua se encontraba a la “sombra” del árabe y apenas contaba con textos publicados. De forma que, para aprenderlo, había que hacerlo en contacto con sus hablantes. Que fue el camino que tuvo que escoger Hilarión fue aprenderlo directamente de los bereberes.

Logró tal nivel en el conocimiento del amazigh, que llegó a describirlo en una gramática. La primera gramática de esta lengua y que fue publicada en 1905. Además de escribir un diccionario castellano-amazigh.

Por desgracia nuestro protagonista murió muy joven, con apenas 48 años. Dejando sus trabajos prácticamente acabados pero muchos de ellos sin publicar, entre los que destaca su diccionario. Lo que permitió un expolio intelectual de su trabajo por parte de Esteban Ibáñez, un “estudioso” que se atribuyó el mérito del trabajo del franciscano vasco. Incluso, para intentar esconder esa apropiación, ese robo, llegó a quemar partes importantes de los escritos de Hilarión Sarrionandia, entre los que se encontraban apuntes en euskera que relacionaban palabras en lengua rifeña y en euskera.

La historia de la primera gramática de la lengua rifeña, nos la cuenta el periodista Latifa Babas en un artículo publicado en inglés por la web de noticias marroquí Yabiladi (de la que ya hemos citado noticias en alguna otra ocasión).

La historia más completa, la que incluye el plagio y el robo del trabajo del estudioso vasco, la hemos conocido a través del artículo que  Jon Irazabal Agirre publicó en 2013 dentro de la sección “Historias de los Vascos” del diario Deia, y también por un artículo de Goio Bañales, publicado en la web Somorrostro.

Yabiladi – 17/11/2017 – Marruecos

History : The first grammar book for Riffian Tamazight was written by a Spanish missionary

By the end of the 19th century, Spanish religious men in Morocco started to show interest in learning the Amazigh language, especially in the Rif region. The best example in this case is Pedro Hilarion Sarrionandia, a Franciscan priest who traveled to Morocco in an African mission. During his twenty-year stay in the Kingdom, he wrote a grammatical book for the Riffian language and a Spanish-Riffian dictionary.

(Sigue) (Traducción automática)


Deia – 17/8/2013 – Euskadi

Historia de los vascos: Pedro Hilarión Sarrionandia: el bereber de Garai

PEDRO Hilarión Sarrionandia Linaza nació el 22 de octubre de 1865 en el caserío Barrenkuatze de Garai. Era el hijo mayor de Juan Martín Sarrionandia, natural de Garai, y de Venancia Linaza Ereño, natural de Lemoa. Tras él vendrían cinco hermanos más: Rufina, Damiana, José Martín, María Matea y Francisco.

(Sigue) (Traducción automática)


Somorrostro – 20/12/2008 – Euskadi

PEDRO HILARIÓN DE SARRIONAINDIA, HITZKUNTZALARIA

En la Biblioteca Foral de Bizkaia se halla un curiosísimo libro, que fue escrito por el misionero bizkaitarra fray Pedro Hilarión de Sarrionaindia, uno de los arabistas europeos más notables. Su título es “Noticia sobre la lengua que se habla en el Rif, lengua aborigen de todo el Norte de Africa“.

(Sigue) (Traducción automática)

anuncio-productos-basque-728x85-2