El New York Post nos ha sorprendido hoy con una presencia doble de temas vascos en su web. Uno dedicado a Donostia y el otro a Bilbao. Como si supiera que hay que ser cuidadoso en el asunto de hablar de estas dos capitales vascas.

Mientras que en el artículo sobre Bilbao el diario norteamericano se centra en una mirada turística más genérica, en el caso de su artículo sobre Donostia la autora, Jackie Cooperman, centra su mirada en la gastronomía de esta ciudad y una posibilidad concreta de acercarse y conocer algunas de las claves de la gastronomía vasca.

Como en el artículo dedicado a Bilbao, en el artículo dedicado a Donostia se comete lo que a nosotros nos parece un “error de concepto”. Nos referimos a englobar la gastronomía vasca com una parte de la “gastronomía española“. Un concepto que es, para nosotros tan etéreo y poco definible como lo es el concepto de “nación española“. La gastronomía vasca, la de un lado y la del otro del Pirineo no necesita otra definición de sí misma que esa: gastronomía vasca.

Un error que queda remarcado en el intento de comparar los pintxos con la tapas. En una frase que se presenta, desde todo punto de vista, como poco afortunada:

which they brag are far superior to the simple tapas served in Spain’s south. (se jactan son muy superiores a las sencillas tapas que se sirven en el sur de España)

Como aquí nos aburrimos de repetir, los pintxos son pintxos y las tapas son tapas. Ni se pueden ni se deben comparar. Como no se debe comparar cocinas diferentes con el objetivo de decir que una es superior a otra.

La verdad es que los responsables de  San Sebastian Food no se pueden quejar, ya que este artículo gira en torno a su oferta de servios a los turistas que se acercan a esta ciudad vasca. Todo un lujo.

 

New York Post – 6/10/2015 – USA

Eat your way through San Sebastian, Spain’s culinary capital

Life in the coastal Basque town of San Sebastian revolves around food: natives pride themselves on pintxos — exquisite, layered morsels of artisanal ham, aged cheese, wild mushrooms, octopus and scallops, often held together by toothpicks — which they brag are far superior to the simple tapas served in Spain’s south. San Sebastian claims more Michelin stars per capita than anywhere in the world and vies with Pamplona for the most bars per square mile.

(Sigue) (Traducción automática)

 

anuncio-productos-basque-728x85-2