Durante siglos, los carboneros vascos fueron capaces de producir carbón vegetal sin acabar con los bosques que producían la madera necesaria para su proceso productivo. No talaban los árboles, sino que cortaban sus ramas de forma que la producción de madera siempre estaba asegurada.

El carbon vegetal ah dejado de ser, desde hace mucho tiempo, el combustible de las ferrerias o de las casas. De forma que aquellos árboles, modelados por las manos de los carboneros, han vuelto a crecer con libertad sin estar sometidos a aquellas podas de sus ramas.

El resultado son bosques de árboles de aspecto extraordinario. Bosques que parecen formados por seres de largos brazos que los alzan hacia el cielo. Bosque mágicos, de los que en nuestra web ya hemos recogido trabajos fotográficos en más ocasiones (como aquí,  aquí, o aquí).

Hoy recogemos el trabajo fotográfico de Oskar Zapirain en uno de esos bosque, uno hayedo de Oiartzun. Unas fotografías que ha recogido la web myfeedly y que han captado la magia de los bosques vascos.

Al fotógrafo, nuestras felicitaciones por su magnífico trabajo.

A nuestros lectores, una recomendación: no se pierdan sus fotos, son magníficas,

Myfeedly – 19/6/2014 – USA

Foggy Forests of Ancient Trees Pruned for Charcoal in Basque Country Photographed by Oskar Zapirain

Oskar Zapirain‘s photographs capture eerie forests cast in thick fog, hazy light descending upon the foliage in the same green shade that blankets the floor in moss. Zapirain has been attracted to this landscape for years because of the homogenous light as well as the way it forces the viewer directly into a mystical atmosphere.

(Sigue) (Traducción automática)

———————

Más fotografías de Oskar Zapirain aquí

 

anuncio-productos-basque-728x85-2