Como el propio Gobierno Vasco explica en la presentación del Índice de Rendimiento Ambiental (EPI) Euskadi (Environmental Performance Index),  El EPI lleva más de una docena de años de cálculo y perfeccionamiento por las Universidades de Yale y Columbia, posicionándose como el índice ambiental de referencia para informes como el de Competitividad Global que elabora el Foro Económico Mundial, y el Índice global de Competitividad de la Fabricación elaborado por Deloitte y el Consejo de Competitividad de los EEUU. Además muchos países a título individual ya lo incluyen en sus análisis de sostenibilidad ambiental o en sus informes de competitividad.

Una de las universidades creadoras de este sistema de medición, la Yale University, ha publicado en su web dedicada al EPI un análisis del informe presentado por el Gobierno Vasco al que nombra como BCEPI. Creemos que más adecuado que el de Euskadi a secas que se usa en el documento original, ya que el nombre utilizado debiera ser: Índice de Rendimiento Ambiental (EPI) Comunidad Autónoma de Euskadi. 

La verdad es que la introducción al análisis que incluye este análisis de la Universidad de Yale nos ha decepcionado un poco. Es verdad que es la parte anecdótica del texto, pero reconocemos que esperábamos de una universidad como Yale un poco más de nivel a la hora de definir en una frase a esta parte de El Pais de los Vascos.

Entrando en materia,el análisis presenta las luces y las sombras del BCEPI.

Lo primero que queda claro es que a los creadores del sistema de medición les ha llamado la atención que el Gobierno Vasco haya utilizado esta herramienta para compararse con otros Estados. Algo que entre los vascos parece normal, a los americanos les ha parecido algo sorpresivo aunque nada negativo. Resaltando el lugar en que queda en la comparativa.

Como resaltan en el informe:

El BCEPI revela que si el País Vasco fuera un estado nacional soberano sería clasificar cuarto entre todos los países europeos clasificados por el 2012 EPI .

(The BCEPI reveals that if the Basque Country were a sovereign nation-state it would rank 4th among all European countries ranked by the 2012 EPI) .

Este es el primer caso, según comenta la Universidad de Yale en que se da esta utilización del EPI para comparar una estructura sub-estatal con estados europeos y del todo el mundo.

Entre las sombras del BCEPI, esta universidad destaca la falta de publicación de los datos sobre los que se basa el informe y que quedan resumidos en este párrafo:

Unfortunately, the report’s data is not published as an appendix to the report, and it is unclear if it is publicly available. The tool also lacks an interactive component that would allow policymakers, managers, and citizens to explore its findings more fully. This limitation may ultimately curb the extent to which the findings inform public opinion and influence regional policymaking. Creating a more cohesive navigation scheme would significantly enhance the usability and relevance of the Basque Country’s work.
(Desafortunadamente, los datos del informe no se publica como anexo al informe, y no está claro si está disponible públicamente. La herramienta también carece de un componente interactivo que permita a los responsables políticos, administradores y ciudadanos para explorar sus conclusiones más plenamente. Esta limitación puede en última instancia frenar el grado en que los resultados informen a la opinión pública e influir en la formulación de políticas regionales. Creación de un esquema de navegación más cohesionada mejoraría significativamente la usabilidad y la relevancia de la labor del País Vasco.)

Les dejamos el análisis publicado por Yale y en enlace al BCEPI en la web del Gobierno Vasco.

EPI Yale – 2/2015 – USA

Basque Country’s Environmental Performance Index

Yale. BCEPI. Image Credit: San Sebastian, lvo83 (Creative Commons via Flickr)
Yale. BCEPI. Image Credit: San Sebastian, lvo83 (Creative Commons via Flickr)

If you’ve heard of Basque Country, it’s likely for its subversive history, pintxos, or legendary coastline. You probably haven’t heard of it for its environmental performance — until now. The autonomous community within Spain recently published its own sub-national version of the Environmental Performance Index, and has used the findings to compare itself against countries worldwide.

(Sigue) (Traducción automática)

—————————

Informe BCEPI Euskera

Informe BCEPI Inglés

Informe BCEPI Castellano

anuncio-productos-basque-728x85-2