Kent Halliburton es un norteamericano de Oregón, un auténtico nómada, que está escribiendo en su blog su recorrido por el Camino del Norte, el que une Irún y Santiago de Compostela,  y que fue durante un tiempo el favorito de los viajeros que querían visitar la Tumba del Apostol Santiago en el finis terrae europeo.

Por ahora tiene dos entradas escritas sobre la parte del camino que recorre la Costa Vasca y los dos son extraordinariamente hermosos. En el primero, Kent  nos relata su encuentro con un “paseante local”, Juan José, en las cercanías de Orio y el regalo, mejor dicho, los regalos que le hizo. Porque los regalos fueron varios.

El primero, un bastón para el camino. El caminante norteamericano, estaba iniciando su peregrinaje sin un bastón que le ayudara en su marcha, y el caminante vasco no estaba dispuesto a permitir que se enfrentara a ese reto sin el necesario apoyo. Así que le regaló un bastón de peregrino. Pero hubo otro regalo que recibió el peregrino. Nos referimos a la compañía y a las historias nacidas del encuentro. Sin duda el recorrido del peregrino en su avance hacia Santiago es la más parte importante de su experiencia. El encuentro con uno mismo y con los otros, es el auténtico tesoro que uno puede encontrar en esa larga marcha.

De eso nos habla Kent el nomada, en la primera de sus entradas sobre su paso por Euskadi.

En la segunda, el regalo lo hace él y es  un regalo para los lectores, y para los vascos. Una selección de fotos, y una reflexión sobre lo que son los Vascos, de esas que llegan al corazón. En ese recorrido Kent Halliburton ha entendido claramente lo que es este Pueblo y esa Cultura con la que ha convivido brevemente. El texto que acompaña a sus extraordinarias fotos, indican que los vascos ya tienen un nuevo miembro en uno de los grupos más importantes para el futuro de este Pueblo: el de los amigos de los vascos.

Esperamos que Kent vuelva pronto a visitar El País de los Vascos y que en la próxima ocasión pueda conocer la parte norte de la Costa Vasca, la que une Baiona con Irún; que se acerque a los profundos valles del Pirineo navarro; que conozca Donibane Garazi (Saint jean Pied de Port) y Orreaga (Roncesvalles); que se acerque a la Rioja alavesa; que disfrute de la Ribera navarra. En definitiva que disfrute del País que ha sentido y percibido, tan bien, en su caminar por la parte de la Costa Vasca que recorre esa parte del Camino de Santiago.

Será bienvenido.

Pero no podemos cerrar este comentario son recoger una frase de su blog que nos ha llegado al corazón y que demuestra que ha sido capaz de captar el espíritu de lo vasco:

The Basque Country. It’s tough to put into words what boils down to an emotion, a feel, a sense, which doesn’t translate into thought, but of timelessness and belonging. A sense that everything that is there has ever been there and will ever be.(El País Vasco. Es difícil poner en palabras lo que se reduce a una emoción, una sensación, un sentimiento, que no se traduce en el pensamiento, sino de intemporalidad y pertenencia. La sensación de que todo lo que está allí siempre ha estado ahí y siempre estará.)

 

Nomadic Bytes – 28/10/2014 – USA

Juan Jose and the Camino Gift

Kent Halliburton en Orio durante su recorrido del Camino de Santiago por la Costa Vasca
Kent Halliburton en Orio durante su recorrido del Camino de Santiago por la Costa Vasca

It was the third day on the Camino de Santiago, a pilgrimage across Spain spanning almost 600 miles from Irun through Santiago de Compostela — where the remains of James the Apostle are purportedly stored in a silver clad box reminiscent of Indian Jones’ Ark of the Covenant — and ending in Finisterre, the most westerly point in continental Europe marking the “End of the World,” pre-Copernicus. My body, especially my feet, had not adjusted to the demands of the Camino yet, but I was still in the morning bliss, the time just after the morning aches have departed yet before the pounding of the pavement has injected my feet with blood blisters and back with pain

(Sigue) (Traducción automática)

————————————

Nomadic Bytes – 31/10/2014 – USA

On the Camino de Santiago: Basque Country

The Basque Country. It’s tough to put into words what boils down to an emotion, a feel, a sense, which doesn’t translate into thought, but of timelessness and belonging. A sense that everything that is there has ever been there and will ever be.

(Sigue) (Traducción automática)
anuncio-productos-basque-728x85-2