Desde Platón y Aristóteles se ha supuesto que la ciencia procede por inducción o deducción, en camino ascendente, de lo empírico a lo teórico o en camino descendente, de lo teórico a lo empírico. Metafóricamente se ha denominado a este doble proceso el “arco del conocimiento”.

Pues bien, parece que el periodista del Dally Mail, Mark Porter, ha descubierto dónde se encuentra realmente ubicado ese arco: en la Costa Vasca. Lo vemos claramente cuando nos narra su viaje gastronómico desde Biarritz, hasta Bilbao pasando por Donostia o Donibane Lohitzune. Ese arco geográfico, en el corazón del Golfo de Bizkaia, parece que es el lugar donde se puede encontrar físicamente ese elemento filosófico que canaliza el conocimiento del Ser Humano.

Mark Porter, nos habla de cómo descubren lo que realmente es importante conocer  o saber. Nos cuenta que ese descubrimiento lo hacen al final de su viaje cuando, llegados ya a Bilbao, acaban su periplo gastronómico. En concreto cenando en la terraza del Hotel Dómine de Bilbao, en el restaurante Doma de Martin Berasategui. Es allí donde leen el refrán tradicional vasco Nola jan jakitea, nahikoa jakitea da. del que nos dan su versión en inglés: To know how to eat is to know enough . Un refrán que, por cierto, incluso hemos encontrado en Portland  (Oregón).

Hay muchas cosas que nos gustan de este artículo. No sólo su final. Nos gusta cómo se inicia:

Hospitality is an art form in the Basque country, as is the cuisine. (La hospitalidad es una forma de arte en el País Vasco, como lo es la cocina.)

 Nos gustan detalles como el de su descripción del la música y el baile de los vascos:

But at night the place kicks off with singing and dancing. This is something at which the Basques excel, and which they have been doing since first settling the area in the Stone Age (Pero por la noche el lugar arranca con el canto y el baile. Esto es algo en lo que los vascos son excelentes, y que ellos han estado haciendo desde los primeros asentamientos en la zona en la Edad de Piedra)

Y pasando, también, por algo que no podemos dejar de resaltar: que su recorrido por la costa vasca lo hacen dese Biarritz a Bilbao. En un trayecto en el que el paso por “la frontera” es una mera anécdota.

No podemos menos que agradecer a Mark Porter su magnifico artículo e invitare a que escriba más sobre el País de los Vascos para su diario. Hay un universo de conocimiento (y gastronomía) desde el Adur y el Ebro.

 

Daily Mail – 7/5/2014 – Gran Bretaña

Basque in the glory: Sumptuous food and spectacular scenery on a road trip to Bilbao

daily-mail-basque-country

Hospitality is an art form in the Basque country, as is the cuisine. I pondered this as I wiped the remnants of perfect grouse cooked in whisky onto a napkin already smeared with truffle and lobster dumplings. If I were to come back in the next world as a napkin, it would have to be here at the Frères Ibarboure’s restaurant-hotel at Bidart, where trencherman’s portions are served with Michelin-starred panache.

(Sigue) (Traducción automática)
anuncio-productos-basque-728x85-2