La visita de  Bill Clinton a Irlanda del Norte nos ha recordado las visita del que sería presidente de los USA al País Vasco y las referencias que hizo a de este viaje en 2009 durante su charla de apoyo a John Garamendi. El nieto de un pastor vasco que se convertiría en congresista demócrata por California.

En aquel mitin, realizado en la Euskal Etxea de San Francisco contó como «Hillary y yo recorrimos toda la zona de pueblo en pueblo. Lo pasamos realmente bien». Y fue en aquella ocasión donde confesó ante los 400 asistentes algo que aun hoy en día nos deja desconcertados: «Me encanta el País Vasco y si no fuera por la leche fría y el pescado me haría de allí».

Nos acordábamos de esa historia al leer sus declaraciones en Derry durante su visita de hace unos días.

Allí ha hablado de cómo el Proceso de Paz iniciado en Irlanda hace 20 años ha servido de referencia a otros conflictos, con el de como Myanmar (Birmania), Indonesia, Colombia o la región vasca de España. Afirmando ante la multitud que “Nunca hay que subestimar el impacto que este pequeño lugar se ha tenido en el resto del mundo, debido a que el acuerdo de paz”.

No hemos podido menos que pensar que si el país del que el ha sido presidente hubiera hecho las cosas  bien y hubiera cumplido con lo que era  lo correcto, al igual que el resto de los aliados ganadores de la Segunda Guerra Mundial, seguramente no habría tenido que recordar ahora a la “región vasca de España” a la hora de listar los conflictos que han  seguido el “modelo irlandés”.

franco-y-Eisenhower
El fin del aislamiento de la dictadura. Abrazo de Eisenhower y Franco el 23 de diciembre de 1959

Los actos siempre tienen consecuencias. En este caso, el abrazo de Eisenhower y Franco el 23 de diciembre de 1959, tuvo graves consecuencias. Ninguna para los ciudadanos de los USA, pero muchas y muy graves para todos los que estaban bajo la bota del dictador. Y en concreto para los vascos peninsulares.

En el tablero de juego de las superpotencias durante la guerra fría, la frase de Bill Clinton sobre el impacto de los lugares pequeños, no tenia ningún sentido. Los vascos republicanos y demócratas fueron un peón sacrificable, mientras que Franco se convertía un  aliado en la lucha contra el “marxismo”. Es lo que se llamó la Realpolitik.

Independent – 6/3/2014 -Irlanda

Clinton visit: It was very different to 1995, and so it should be

The kids who arrived were all born in the years since the bombs and guns fell silent. Young mothers pushing buggies who were children themselves when the 42nd president of the United States first visited their city in 1995 streamed in, and then there was an older generation for whom the Troubles still seems like only yesterday.

(Sigue) (Traducción automática)

 

 

 

anuncio-productos-basque-728x85-2