El Dr Saulat Nagi es un columnista habitual del diario pakistaní Daily Times, aunque él vive en Australia. Es evidente que es un marxista convencido y, como es lógico su visión del mundo la realiza a través de la lente de su ideología política. En esa forma de ver y analizar la realidad, está también claro que es un enemigo de los nacionalismos a los que considera, eso parece, una herramienta del Capitalismo para desviar a las masas de la Lucha de Clases.

La verdad es que a nosotros nos da un poco de repelús leer en el siglo XXI, análisis basados en una planteamientos de “verdad absoluta” de una ideología del siglo XIX. Unas ideas marxistas en estado puro que nos parecen tan obsoletas como las de un capitalismo que segura que las Leyes del Mercado son las únicas que deben marcar las relaciones entre las personas, que el Estado está para hacer lo menos posible, o que la empresa y el trabajador deben mantener relaciones de “igual a igual”.

Pero no es por esa visión concreta de la realidad por lo que traemos aquí a este columnista pakistaní. Lo hacemos porque se ha dedicado a publicar una serie de tres artículos  sobre los nacionalismos que, en un momento de absoluta inspiración, ha titulado “The nation: a reality or myth” y que ha publicado en el diario de Pakistan.

En concreto, lo traemos aquí porque, casi al inicio de la segunda entrega, se “despacha” la historia del pueblo vasco y su continua lucha por mantener su existencia y su derecho a ser los protagonistas de su futuro, con una cita del historiador marxista, de origen judío Eric Hobsbawm. Curiosamente un marxista que vivió y escribió en la capitalista Gran Bretaña y no en la Unión Soviética. Hobsbawm era, un marxista de profundas creencias internacionalistas  y enemigo de las naciones. La cita traída por Dr Saulat Nagi del reconocido historiador sobre los vascos y el nacionalismo vascos es:

Developed 30 years after the Catalan movement. Their linguistic-racial arguments were sudden and due to safeguarding the ancient feudal privileges. In 1894, less than 20 years after the end of 2nd Carlist war (the 19th century civil wars of Spain for power) Sabino Arana founded his Basque National Party, reinventing the Basque name for the country, which had hitherto never existed.” ( desarrollado 30 años después del movimiento catalán. Sus argumentos lingüísticos-racial fueron repentinos y que buscaban la salvaguarda de los antiguos privilegios feudales. En 1894, menos de 20 años después del final de la segunda guerra carlista (las guerras civiles del siglo XIX de España por el poder) Sabino Arana fundó su Partido Nacionalista Vasco, reinventando el nombre vasco para el país, que hasta entonces había existido nunca “.

No dudamos del conocimiento del Dr Saulat Nagi o de su citado historiador Eric Hobsbawm de los principios del Marxismo y del análisis marxista de la Historia. Pero de la Historia de los Vascos no tienen ni idea. Calificar de “privilegios feudales ” a los Fueros, es desconocer la realidad de la historia y su importante papel, el del sistema foral, de defensor de los intereses de las clases más populares vascas, contra los desmanes de los poderosos.

dantzari_y_arbol_Gernika
Qué equivocados estamos los vascos. No existimos como país

Analizar con el prisma del Estado-Nación del siglo XIX la existencia de estructuras políticas anteriores, demuestra una estrechez de miras impropia de un historiador.  Insinuar que el País Vasco es un “invento” de Sabino Arana es una tontería que, seguro, emociona y hace felices a los que defienden que los dinosaurios que vivieron en La Rioja eran “dinosauros españoles”, o que Viriato lucho contra los romanos por la “independencia de España”. Pero bromas chuscas aparte, esas afirmaciones dicen muy poco de la capacidad de análisis y de comprensión de la realidad de los que hacen esa afirmación.

Nos imaginamos que el Dr. Saulat Nagi vive un poco desazonado viendo que las realizaciones prácticas de su teoría política, la que él defiende, han sido un completo fracaso. Pero eso debería llevarle evolucionar y a buscar nuevos caminos que, sin abandonar sus creencias (porque el marxismo es una creencia por mucho que la quieran vestir de “absoluto científico”), garanticen de una manera más eficaz la justicia y la libertad para las personas y las naciones.

Por ultimo. Tenemos la sensación que este columnista juega en el equipo de los periodistas que “no dejan que la realidad les estropee un buen titular”. Si la realidad no coincide con sus teorías, no pasa nada se obvia o se cambia. Orwell lo contaba muy bien en 1984. Algo que también hizo muy bien Milton Friedman, el economista de cabecera de Ronald Reagan, que manipuló los datos para que la realidad coincidiera con sus teorías.

Daily Times – 12/2/2014 – Pakistan

The nation: a reality or myth — II

The Finnish — one of the two languages spoken in Finland and an official minority language in Sweden — speaking people were actually divided into two classes. The lower class, familiar as ‘Fennoman’, spoke Finnish while the language of the elite was ‘Svecoman’ and they advocated the two-nation theory based on class with language as its major pretext. “Basque nationalism” as Hobsbawm tells us, “developed 30 years after the Catalan movement. Their linguistic-racial arguments were sudden and due to safeguarding the ancient feudal privileges. In 1894, less than 20 years after the end of 2nd Carlist war (the 19th century civil wars of Spain for power) Sabino Arana founded his Basque National Party, reinventing the Basque name for the country, which had hitherto never existed.”

(Sigue)
Traductor de Google. Daily Times no admite el sistema automático de traducción de Google. Es necesario cortar el texto y pegarlo en la página del traductor

 

 

 

anuncio-productos-basque-728x85-2