Hoy vamos a cumplir fielmente con una de nuestras reglas básicas, que es la de saltarnos las normas cuando nos parece necesario. Ya saben nuestros lectores que en esta web recogemos, normalmente, lo que desde el resto del mundo se escribe sobre los vascos. Hoy, dada la substancia del asunto tratado, hemos pensado que bien merecía hacer una excepción y recoger lo que una extranjera escribe sobre su opinión y su relación con la lengua de los vascos.

La extranjera en cuestión es la periodista Ana Cabanillas, que se define en su Twitter como Andaluza y bética desde 1990.  Ademas, nos informa que es Periodista por la Universidad de Navarra, y que escribe en el Diario de Navarra. Un periódico navarro que, si hubiera existido en el siglo XVI , sin duda habría sido un fiel defensor de la invasión castellana y de la imposición de un rey ajeno a Navarra. En realidad podríamos decir que es la ideología de los lideres beaumonteses que apoyaron la conquista de Navarra, convertida en diario.

Definimos a esta andaluza como extranjera en El País de los Vascos, porque, es Natural de una nación con respecto a los naturales de cualquier otra (RAE). Pero lo que más nos ha llamado la atención es  su visión de superioridad, quizás dada por hablar una lengua que conocen muchos cientos de millones de personas, al mirar un idioma que sólo es hablado por unos cientos de miles. Como si eso tuviera alguna importancia. Plantear, sólo plantear, que la alegría de una sociedad está relacionada con  en el número de vocales utilizadas, o en las eses que los hablantes se comen, es ridículo. Tanto como lo sería decir que la forma de hablar de los andaluces es una clara demostración de que son un pueblo de vagos e irresponsables.

Pero todo eso se habría quedado en una anécdota infeliz, propia de personas de cortas miras y escasa voluntad de entender al otro, si no hubiera proyectado, posiblemente de manera inconsciente, ese sentimiento de superioridad cultural en el artículo en cuestión.:

Estos vaskitos (con ká) , para pronunciar, los pobres aprietan los labios, concentrados. Y así no se dejan ni una letra, qué va. Les queda una frase digna de deletrear……

Podríamos llegar a entender que le pudiese molestar que la forma de hablar en castellano estándar en Navarra, o en cualquier otro lugar del territorio vasco peninsular supere, ampliamente, al nivel medio de su tierra, incluyendo periodistas, políticos e incluso “intelectuales”. Sabemos que es muy difícil, y muy duro,  para muchos españoles, orgullosos de su idioma único y extraordinario, reconocer lo que dijo Menendez Pidal: el castellano es el latín mal hablado por los vascones. Pero no creemos que el asunto llegue a tal nivel de sutileza. No, porque ella esta orgullosa de que ese idioma extraordinario se transforme y se convierta en otro diferente. Como demuestra en su impagable mensaje de  Twitter que nos regaló un 24 de diciembre:

ana-cabanillas-libro-habla-andaluza

La cuestión es más básica. Viene a ser: si ella no lo entiende, no merece la pena. O dicho de otra manera. Para que hablarán estos salvajes ese idioma primitivo de pronunciación imposible, si pueden hablar en cristiano.

Ella se ha disculpado en twitter:

Siento si ha ofendido;no era en ningún caso mi intención. Más bien dar una visión curiosa, diferente….y lo firma alguien que se siente incapaz de aprender un idioma alq respeta (y admitra). Era esa perspectiva.

No negamos que sea verdad que lo siente. pero no nos creemos que lo admire. Ha sido un patinazo del subconsciente y de repente se ha dado cuenta que se ha salido de lo políticamente correcto. Ella lo piensa así, pero sabe que no está bien decirlo.

En realidad la culpa no es de ella. Todos comentemos errores y tenemos patinazos. Pero, si hay alguien en ese periódico que se lee las columnas antes de publicarlas, podría haberle dicho algo, haberle avisado. A no ser, claro esta, que el supervisor pensase exactamente lo mismo que lo que se dice en el artículo. Cosa que no nos extrañaría lo más mínimo.

Les dejamos una imagen del artículo en cuestión. para que ustedes juzguen

Argazkiak.org | ‘Un Chino Vaskito’, Ana Cabanillasen zutabea © cc-by-sa: sustatu

anuncio-productos-basque-728x85-2