la Agencia France Press ha realizado un reportaje sobre la situación angustiosa que las empresas del sector eólico están pasando en estos momentos en el Reino de España.

En general, todo el sector eléctrico esta sumido en un caos de difícil comprensión, del que sólo podemos tener una seguridad: los usuarios, pase lo que pase, acabarán pagando bastante más. Pero esta situación de inseguridad e incertidumbre es especialmente grave en el sector de las energías renovables y en concreto en el sector de la producción de energía eólica.

La administración del Reino de España puso en marcha, hace unos años, un intenso programa de potenciación de la producción de energía eléctrica a través de sistemas no dependientes de los combustibles fósiles. Un sistema de ayudas y bonficaciones, que tenía como objetivo un principio estratégico: depender lo mínimo posible de fuentes externas. Para que nos hagamos una idea de su peso, en el momento en que escribimos esta entrada, el 29% de la potencia eólica total instalada está cubriendo el 25% del total de la demanda.

potencia-eolica_total
     Generación eólica por intervalos y su aportación a la cobertura de la demanda (últimos cuatro meses)       (fuente: REE)

La crisis, o la excusa de la crisis, ha hecho que el Gobierno español haya cambiado toda esa política, pasando de respaldar las energías renovables a penalizarlas en la práctica. En el caso de la energía fotovoltaica, ha dejado a miles de pequeños inversores en una situación cercana a la ruina y esta haciendo que los fondos internacionales de inversión estén planteándose denunciar al Estado español por inseguridad jurídica.

En el caso de las empresas de aerogeneradores, este cambio de posición las ha arrastrado a una situación de enorme debilidad, lo que se ha reflejado en una caída de actividad y por lo tanto de empleo. De los 43.000 empleos que tenía este sector en 2009, ahora solo hay 23.000.

El reportaje habla con los responsables de una empresa vasca del sector: GAMESA, que explica cuál es el camino que ha seguido esta empresa y el resto de las empresas vascas: la internacionalización. Son famosas las visitas del primero candidato y luego Presidente Obama a las instalaciones de Gamesa en Pensilvania (USA); o las actividades dela empresa en Escocia, Brasil o India.

Pero como decimos este no es un caso aislado, es el que están siguiendo el resto de las empresas vascas del sector.

No sabemos si los amigos árabes, grandes exportadores de petroleo, habrán influenciado en algún alto responsable del Reino de España para que el petroleo y el gas natural no siga  perdiendo peso específico en nuestro Mix Energético (y por lo tanto, ellos ingresos). Lo que sí tenemos claro es que, una vez más y en este caso a través de unos marcos regulatorios que pueden ser calificados de cualquier cosa menos de estables, las cosas que pasan al sur del Ebro no son muy de fiar.

Curiosamente, una de los medios que recogen la información es la web de diario Arab News, que como explican ellos mismos es: Saudi Arabia’s first English-language newspaper.

Arab News – 15/7/2013 –  Arabia Saudi

Wind of austerity chills Spanish turbine industry

gamesa-aerogeneracion
A picture shows fans of a wind turbine at a manufacturing plant of Gamesa in the Northern Spanish village of Aoiz, Navarra province. (AFP)

 

Spain: Wearing face masks and wielding sanders, two workers smooth the surface of a massive fan for a wind turbine at the Gamesa factory in Aoiz, a town in Navarre, northern Spain. But in hard times, it will be winds in Finland, not Spain, that make the finished product spin. Last year, the plant delivered a wind turbine park to Malaga in southern Spain and another to Burgos, in the north, said factory manager Javier Trapiella.

(Sigue) (Traducción automática)

 

anuncio-productos-basque-728x85-2